Una bella historia

Todo empezó en los años 30, bastante antes de la segunda guerra mundial…

El camino se inició por Albert DUCRAY, hijo de dermatólogo, cuando constata que la oferta de los champús en los salones de peluquería es mediocre. En aquella época, los champús están « fabricados » a partir de polvo de jabón que hay que disolver en el agua en el momento del lavado. Son alcalinos, hacen perder el brillo al cabello y lo estropean. Albert DUCRAY creó los primeros champús dermo-cosméticos, y lanzó su comercialización bajo la marca los Lik’ SAVONS. Pensando en término « de indicaciones », imagina champús a base de extracto de camomilla de Alsacia para los cabellos rubios, de extracto de panamá (cabellos grasos), al huevo (cabellos normales), o de alquitrán de hulla. A la calidad de estos nuevos productos « especializados » se añade la originalidad del modo de empleo. Los champús listos para su uso acaban de nacer y la « dermo-cosmética » puede empezar a desarrollarse. Tanto que la oferta se desarrolla muy rápidamente, desde el cabello hasta la piel, para responder a las expectativas y a las necesidades de cada uno, profesionales de salud y consumidores. Pero DUCRAY no se detiene allí y desde 1985, explora un nuevo mercado, el de los cuidados de la piel, y lanza la 1ª Crema hidratante compensadora de los efectos secantes de los tratamientos anti-acné, Ictyane crema. Esta crema asocia, desde hace más de 25 años, una fórmula altamente hidratante, una textura agradable y un perfume inimitable. Hoy, Los Laboratorios Dermatológicos DUCRAY proponen más de 60 referencias para el cuidado de la piel, del cuero cabelludo y del cabello.

LA VOCACIÓN DEL PIONERO

Después de haber « inventado » el champú listo para su uso y los champús tratantes, Albert Ducray, este visionario, bautiza su actividad como « dermato-cosmetología capilar ». Visionario, comprende el interés de orientar su distribución hacia las farmacias más que hacia las grandes superficies. Una colaboración permanente nos permite, hoy, continuar en esta vía. Colaboraciones con el Centro de Investigación Dermatológica y Cosmetológica Pierre FABRE, pero también y sobre todo con los profesionales de salud, con los médicos especialistas y con los farmacéuticos. Los Laboratorios Dermatológicos DUCRAY dedican toda su investigación a la salud y a la belleza de la piel y del cabello.

Misión científica

Los Laboratorios Dermatológicos DUCRAY se apoyan sobre una misión científica pragmática; siendo una de sus primeras preocupaciones dominar perfectamente los mecanismos capilares y cutáneos del problema identificado.
Gracias a una vigilancia científica permanente, en colaboración con el Centro de Investigación Pierre Fabre y de especialistas de muy alto nivel, los Laboratorios Dermatológicos DUCRAY buscan la respuesta más adaptada a las necesidades capilares o cutáneas planteadas.

Activos de referencia

Nuestra experiencia científica nos permite asociar a cada producto, uno o varios activos rigurosamente seleccionados para ser los más « apropiados », tanto por su eficacia como por su buena tolerancia.
Entre nuestros activos de referencia: vaselina/glicerina (Ictyane), ácido azelaico (Melascreen),  ciclopiroxolamina-piritiona de zinc (Kelual DS), kertyol (Kertyol PSO), sulfato ferroso (Anacaps)…
pero también activos originales (Botanical Expertise Pierre Fabre): hydroxydécine (Ictyane HD), Sabal serrulata (Sabal, Squanorm), Ruscus (Anaphase),  Myrtacine (Keracnyl) …o incluso activos innovadores: …tetrapéptido (Neoptide), trealosa (Ictyane)

EXPERIENCIA CLÍNICA

Todos los productos proceden de un programa riguroso sistemático de valorización de los activos pero que no sabría concebirse sin evaluación clínica del producto acabado, con el objetivo de aportar cuidados perfectamente adaptados, la eficacia y la tolerancia, por supuesto, están siempre validadas mediante estudios clínicos bajo control dermatológico. La formulación que resulta de esto, siempre establecida según las normas más rigurosas, asegura una calidad constante, una eficacia y una tolerancia óptima.

EXPERIENCIA GALÉNICA

Una experiencia procedente de nuestra cultura farmacéutica aplicada a nuestro saber-hacer cosmético permite optimizar la eficacia de nuestras fórmulas. 

Así, los laboratorios dermatológicos DUCRAY, prestan una atención particular en asegurar la mejor facilidad de aplicación gracias a texturas agradables. Y porque el agrado cosmético forma parte de nuestras mayores preocupaciones, hemos adquirido en el transcurso del tiempo un verdadero saber-hacer galénico, el cual se encuentra su huella, por ejemplo, en perfumes que se han vuelto emblemáticos como el del Equilibrante, Ictyane.

PROYECCIÓN INTERNACIONAL

Queremos estar cerca de vosotros y cerca de todos.

Para ello, hemos desarrollado una presencia activa en más de 60 países.
Proximidad y reactividad nos permiten aportar la mejor respuesta cualquiera que sea la problemática, cualquiera que sea el tipo de piel o de cabello.

COLABORACIONES DE CONFIANZA

Colaboración con los profesionales de salud

Los Laboratorios Dermatológicos DUCRAY son, desde siempre, colaboradores indispensables de los profesionales de salud, dermatólogos, médicos generalistas y farmacéuticos, proponiendo:
  • productos de cuidados para el tratamiento inicial de los problemas capilares y cutáneos,
  • productos de acompañamiento de prescripciones médicas,
  • productos de mantenimiento para el cabello y la piel.
Colaboración con la empresa Zambal en continuidad del programa de ecodiseño del Champú Equilibrante. Desde hace varios años, champú Equilibrante se compromete al respeto del medioambiente. Los Laboratorios Dermatológicos Ducray llevan a cabo una misión activa de ecodiseño con el fin de minimizar el impacto sobre el medioambiente de nuestro champú de referencia, el champú Equilibrante. Después del análisis del ciclo de vida del champú, para intensificar las vías de optimización, los laboratorios Dermatológicos DUCRAY, han desarrollado una fórmula biodegradable: sin perder en eficacia y a su vez conservando sus cualidades de belleza del cabello y su perfume original. La fórmula ha sido adaptada con ingredientes que facilitan su biodegradación. Champú Equilibrante está acondicionado en un frasco con cápsula reciclable. En 2012, los Laboratorios Dermatológicos Ducray decidieron involucrarse todavía más en su misión eco-responsable con champú Equilibrante. Así, participando en el proyecto Zambal, compensamos el 100% de las emisiones de gas de efecto invernadero relacionado con la fabricación del champú Equilibrante. Para más información : www.zambal.net