Cuidados que cambian tu día a día

El acné retencional

Como su nombre indica, el acné retencional se caracteriza por la presencia de lesiones retencionales, esto es, puntos negros y blancos, también conocidos como microquistes. Aunque se trata de lesiones de reducido tamaño, en ocasiones su presencia se lleva mal porque confieren un aspecto antiestético a la piel. El acné retencional suele acompañarse de una piel grasa y poros dilatados. El acné retencional afecta fundamentalmente a los adolescentes, pero también existe el acné retencional del adulto y plantea muchos problemas porque la gente alrededor puede pensar por error que se debe a una falta de higiene y cuidados.

¿Dónde se desarrolla el acné retencional?

Las zonas más afectadas por el acné retencional son la zona T de la cara (frente, nariz, mejillas y barbilla), la espalda, la parte superior del pecho y todas las zonas ricas en folículos pilosebáceos, esto es, los poros de la piel que combinan un pelo y una glándula productora de sebo. Es a nivel de los folículos pilosebáceos donde se desarrollan los distintos tipos de acné.

¿Qué causa el acné retencional?

El acné retencional y los microquistes aparecen debido a la combinación de diversos fenómenos.
  • Por un lado está la hiperseborrea, que se corresponde con una superproducción y una acumulación de sebo bajo la acción de las hormonas andrógenas. La piel se vuelve grasa y los poros se dilatan.
  • Por otro lado está la hiperqueratinización, que se corresponde con una proliferación anormal de queratinocitos.
Como resultado, se produce una acumulación de sebo y células muertas en los poros de la piel, que se obstruyen formando las primeras lesiones de acné retencional.

¿Cuál es la solución para el acné retencional?

No hay que toquetear los puntos negros ni los puntos blancos, ya que esto puede causar superinfecciones y cicatrices. El médico puede recetar distintos tratamientos con propiedades queratolíticas como los retinoides. También puede proponer una limpieza de la piel o métodos como el láser para eliminar las lesiones de acné retencional. Los tratamientos para el acné retencional son pues variados y se adaptan a cada paciente.

Es preferible utilizar cosméticos adaptados al acné retencional a diario.  Los cosméticos ricos en activos queratolíticos desincrustan los poros obstruidos por el sebo y las células muertas, mientras que los cosméticos ricos en agentes hidratantes y calmantes compensan los efectos secantes de ciertos fármacos.  

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina anti-granos facial

Acción sobre los puntos blancos/rojos inflamados

Probar esta rutina > Mi rutina anti-granos facial > Ver mi rutina >

 
Mi rutina anti-puntos negros

Exfolia y limpia los poros 

Probar esta rutina > Mi rutina anti-puntos negros > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >