Cuidados que cambian tu día a día

El acné y el embarazo

El embarazo es un período muy especial en la vida de una mujer. Mientras el futuro bebé se desarrolla, la mujer embarazada sufre a veces de pequeños inconvenientes como el acné del embarazo. 

¿Qué es el acné del embarazo?

Es una forma de acné que aparece durante el embarazo. Surgen puntos negros, puntos blancos y granos rojos en la cara, la espalda, el tronco y el pecho. 
 

¿En qué momento se produce el acné del embarazo?

El acné al principio del embarazo es muy común. Este es el momento en que el equilibrio hormonal se encuentra más alterado. El acné tiende a disminuir a lo largo del embarazo. Después del parto, el acné del embarazo va desapareciendo poco a poco, lo que puede llevar varias semanas o varios meses.

¿A qué se debe el acné del embarazo?

Durante el embarazo, los cambios hormonales constituyen la principal causa de los granos de acné. En concreto, el exceso de hormonas provoca una hiperactividad de las glándulas sebáceas y, por tanto, una hiperproducción de sebo. Este sebo obstruye los poros de la piel y origina la formación de granos.

¿Qué mujeres se ven afectadas por el acné del embarazo?

Esta forma de acné puede afectar a cualquier mujer embarazada, tanto a las que han tenido acné de jóvenes como a las que nunca lo han tenido, o a las que ya han tenido un primer embarazo con o sin acné. El bebé que nace tras un embarazo “con acné” puede presentar acné al nacer o durante la adolescencia, o puede no tenerlo nunca. 

Tener acné durante el embarazo puede constituir una mala experiencia para las futuras madres, ¡que no quieren que los granos estropeen este período tan especial en sus vidas!

¿Cómo tratar el acné de las mujeres embarazadas?

El tratamiento del acné del embarazo no debe basarse en productos que puedan resultar tóxicos para el bebé. Durante el embarazo, se deben evitar, por ejemplo, los cosméticos a base de aceites esenciales y los que contienen derivados de la vitamina A, como el retinol.

Hay que lavar e hidratar la piel con productos adaptados a las pieles acneicas y elegir unos cosméticos y un maquillaje no comedogénicos. También hay que protegerse del sol, ya que es un conocido “falso amigo” de las pieles con acné. En caso de acné después del embarazo, ¡conviene mantener estos buenos hábitos! 

Si se produce un acné del embarazo más severo, se debe consultar a un médico general o a un dermatólogo para encontrar un tratamiento adaptado a las necesidades de la piel que sea compatible con el embarazo. 

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina anti-granos facial

Acción sobre los puntos blancos/rojos inflamados

Probar esta rutina > Mi rutina anti-granos facial > Ver mi rutina >

 
Mi rutina anti-puntos negros

Exfolia y limpia los poros 

Probar esta rutina > Mi rutina anti-puntos negros > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >