Cuidados que cambian tu día a día

El peeling lucha contra el acné

El peeling es un cuidado que consiste en eliminar las capas superficiales de la epidermis y las células muertas. En cierto modo, el peeling permite “renovar la piel”. 

¿Por qué someterse a un peeling en caso de acné?

El peeling es un método adicional para luchar contra el acné, además de los cuidados diarios y la medicación recetada por el médico. El peeling resulta interesante en caso de acné retencional. También se puede realizar un peeling en las cicatrices de acné

Los cuidados los realiza un médico, habitualmente un dermatólogo o un médico estético. La primera consulta es esencial para hacer todas las preguntas que se tengan, planificar las sesiones y obtener un presupuesto detallado. De hecho, a menudo la Seguridad Social y/o las aseguradoras solo reembolsan el peeling dermatológico de forma parcial.

¿Cómo se realiza el peeling en caso de acné?

El peeling contra el acné puede ser superficial, medio o profundo en función del grado de exfoliación. En cualquier caso, la piel de la cara (ya que se trata esencialmente de peeling para el acné de la cara) debe prepararse con varios días de antelación aplicando una crema específica a base de ácidos frutales. 

El Día D, el médico aplica un preparado ácido sobre la piel, por eso a veces se le llama peeling químico contra el acné. El médico deja el preparado reposando unos minutos sobre la piel y, después, lo neutraliza y acaba aplicando una crema calmante.

El antes y el después del peeling en caso de acné

Después de un peeling superficial, el paciente puede retomar sus actividades. Sin embargo, tras someterse a un peeling más profundo, es necesario pasar unos cuantos días al margen de la sociedad. 

En los días o incluso semanas siguientes a la sesión de peeling, se debe hidratar bien la piel y protegerla del sol hasta que se haya regenerado por completo.

¿Se puede hacer un peeling contra el acné casero?

Elaborar su propio peeling contra el acné con ingredientes de uso diario y lucir una “piel renovada” en un único gesto puede ser muy tentador. Pero atención al riesgo de irritación cutánea. La piel acneica no es una piel como otra cualquiera: es frágil y requiere unos cuidados adaptados. 

Sin embargo, es posible utilizar cuidados cosméticos a base de ácidos frutales en pequeña proporción para luchar contra las marcas, las imperfecciones y las arrugas. Estos cuidados están especialmente indicados para el acné en los adultos.

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina anti-granos facial

Acción sobre los puntos blancos/rojos inflamados

Probar esta rutina > Mi rutina anti-granos facial > Ver mi rutina >

 
Mi rutina anti-puntos negros

Exfolia y limpia los poros 

Probar esta rutina > Mi rutina anti-puntos negros > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >