Cuidados que cambian tu día a día

El eczema en los adultos

El eczema en los adultos viene marcado por una gran diversidad de manifestaciones de la enfermedad y por la sensación de dolor en las personas afectadas. De hecho, algunas conviven muy bien con su eczema, se han habituado de algún modo con el paso del tiempo. Para otras, el eczema es una una pesada carga de la que desearían desprenderse.

El eczema atópico en adultos

Un cierto número de adultos sufren eczema atópico. La enfermedad suele presentarse ya en la infancia y persiste o reaparece en la edad adulta tras años de remisión. En algunos casos, aparece por primera vez en la edad adulta. Las principales zonas afectadas por las placas de eczema en los adultos son la cara, el cuello, las manos, los pliegues. El afectado es a veces más generalizado (eczema severo). La sequedad de la piel y los pruritos a menudo son intensos.

El eczema de contacto

El eczema de contacto es otro tipo de eczema que puede afectar a los adultos, en especial en su medio profesional. Esto en ocasiones acaba con una reorientación profesional y en una reclasificación, particularmente difícil de llevar para la persona.

El eczema de las manos

El eczema de las manos en los adultos puede ser la expresión de un eczema atópico y/o de un eczema de contacto. Está provocado y/o agravado por fenómenos alérgicos o irritantes: contacto con detergentes o jabones, humedad, maceración, frío, fricciones, rascado, arranque de pieles… Hablamos de eczema crónico de las manos porque la enfermedad se manifiesta en episodios entremezclados de fases de remisión.

En todos los casos

El eczema en los adultos es muy problemático, debido al carácter visible y la presencia de lesiones: el adulto afectado por el eczema pierde a menudo la confianza en sí mismo y experimenta dificultades en sus relaciones profesionales, de amistad y afectivas. Este no debe dudar en solicitar ayuda al entorno o a los profesionales de la salud. También puede acudir a asociaciones como la Asociación Francesa del Eczema. Hablar con otras personas afectadas con la misma enfermedad a menudo de puede hacerle sentir mejor y salir de su aislamiento.