Cuidados que cambian tu día a día

¿Cuáles son las causas del eczema?

Una vez establecido el diagnóstico de eczema, surgen numerosas preguntas. Entre ellas, el origen del problema: ¿a qué es debida la dolencia? Si se encuentra la causa de mi eczema, ¿se podrán aplicar medidas estrictas que hagan desaparecer de por vida las placas rojas de la piel?
A menudo, las esperanzas se convierten en decepción. El eczema es una enfermedad compleja y multifactorial. No existe una única causa que produzca el eczema. Las personas que buscan un único culpable acaban elaborando toda una lista de posibles factores. Evitar los diferentes agentes responsables de la enfermedad no siempre es fácil y, aun así, esto tampoco evita el 100 % de los episodios de eczema. Por el contrario, identificar sus desencadenantes y/o agravantes resulta interesante a la hora de controlar la enfermedad. 
Pero hay una excepción: en caso de eczema de contacto, este aparece específicamente en contacto con una sustancia alergénica. Es decir, en último término hay un único culpable. Este agente responsable de los episodios suele ser difícil de localizar pero un médico alergólogo puede ayudarle. A veces, este agente está presente en numerosos productos diarios, por lo que resulta difícil de evitar. 

Eczema debido al estrés

Si preguntamos a la gente de la calle, muchos dirán: «La causa del eczema es el estrés, ¿no?» Esta es una vieja idea, todavía muy extendida, según la cual el estrés interior se manifiesta externamente en forma de eczema.

Esto no es del todo cierto o, en todo caso, no es la única razón. Reducir el eczema a un solo factor de estrés suele partir de la premisa de que el eczema no es una enfermedad en sí misma, o que no entran en juego otros factores como la composición de la piel, el contacto con los alérgenos, el clima…

El estrés pone de relieve la fragilidad individual. Cuando sufrimos de eczema, el estrés puede agravar o desencadenar un episodio o crisis, ya que tiene un impacto sobre el sistema inmunitario. Se trata, más bien, de un desencadenante y no de una causa de eczema real.

El estrés también puede no ser una causa del eczema, sino una consecuencia directa, ya que las erupciones pican, no dejan dormir, se ven, molestan, no se van así como así… No hay que preocuparse, existen trucos para aprender a manejar mejor el estrés y a convivir con la enfermedad en el día a día.

Eczema debido a la sudoración

La sudoración es un factor principal del eczema. Cuando hace mucho calor o durante la práctica deportiva la sudoración suele volverse más habitual y abundante y, por tanto, agravar el eczema o incluso ser el origen de algunos episodios.

Eczema a causa de una alergia

En caso de eczema, las alergias son un elemento importante a tener en cuenta. Pero el eczema no es una enfermedad alérgica propiamente dicha, salvo en algunos casos de eczema de contacto también llamados eczema o dermatitis alérgica de contacto.

Las alergias a ciertos tipos de polen y ácaros, a algunos alimentos o a algunas sustancias contenidas en los cosméticos, desencadenarán un eczema de contacto o agravarán el eczema preexistente. Pero la causa del eczema no es realmente de origen alérgico (al viento, al frío, al agua de la piscina o a la lana). Por el contrario, estos elementos implican una sequedad y/o una irritación de la piel pudiendo conducir a un episodio de eczema.

Para verlo más claramente, en especial cuando se producen lesiones persistentes aun con un tratamiento correcto, a veces resulta necesario consultar a un médico alergólogo y realizar exámenes alergológicos, aunque a menudo estos tests no permiten identificar con claridad uno o varios agentes responsables. 

Eczema hereditario

La herencia y los genes son otra de las principales causas de eczema, lo que impide que sea controlable. En caso de eczema atópico, toda o parte de la familia suele sufrir de eczema u otros signos atópicos como el asma. 

Recuerde

Cuando descubrimos las causas del eczema, a veces generamos un cambio en nuestros hábitos cotidianos: detergente, pasta de dientes, almohada… Todo esto es caro y no acaba solucionando el problema del eczema. El dermatólogo es la persona que mejor responderá a tus preguntas y esfuerzos inútiles.

La búsqueda de las causas no puede hacernos olvidar que, ante todo, debemos tratar un episodio de eczema nada más manifestarse. El tratamiento debe ser una prioridad, incluso si esto significa aplicar cremas a diario, a veces durante toda la vida.