Cuidados que cambian tu día a día

¿Qué detergente utilizar cuando tenemos eczema?

El detergente suele ser el primero al que se apunta como origen de un episodio de eczema. De modo que, para aliviar los episodios de eczema recurrimos al cambio de marca una y otra vez, pero sin abordar el problema del eczema. Cabe recordar que el eczema tiene un origen multifactorial. En realidad, el detergente rara vez es responsable del eczema. No obstante, cabe recordar que hay que aplicar algunas reglas sencillas en relación con el detergente y el lavado de la ropa.

¿Qué detergente utilizar?

A la hora de elegir qué detergente utilizar en caso de eczema, lo mejor es decantarse por el detergente que aporte el mayor confort de sus prendas cotidianas:
  • Utilizar un detergente líquido normal, el mismo para toda la familia, preferiblemente sin perfumar y sin sustancias alergénicas como los aceites esenciales o ciertos conservantes (metilisotiazolinona, metilcloroisotiazolinona). Existen algunos detergentes denominados hipoalergénicos, aunque esto no garantiza la ausencia total de reacción. El detergente también puede sustituirse por nueces de jabón o jabón de Marsella, más ecológicos y económicos.
  • Reducir el uso de suavizantes.

¿Qué cantidad de detergente es recomendable?

  • No sirve de nada utilizar grandes cantidades de detergente, ya que no se producirá un mejor lavado sino un riesgo de eliminar mal el producto. Igualmente, es preferible cargar demasiado la lavadora para un mejor aclarado.
  • Cuando sea posible, usar un programa de doble aclarado en la lavadora para eliminar los posibles restos de detergente.

Otros trucos y consejos:

La aplicación de estos consejos puede ayudar a aliviar los episodios de eczema del día a día.
  • Reducir el lavado a mano, porque el aclarado puede resultar menos efectivo que el lavado a máquina.
  • Evitar tender la ropa al aire libre los días de mucho viento y en periodos de polinización para que los alérgenos no se acumulen en los tejidos.
  • Son preferibles los materiales naturales y suaves: algodón, lino, seda, polar, esponja.
  • Evitar las prendas o complementos de lana directamente sobre la piel, o bien usar una camiseta de algodón debajo.
  • Antes de ponerse una prenda nueva, lavarla por primera vez y cortar las etiquetas.​