Los cuidados que cambian tu día a día

¿POR QUÉ TENGO ACNÉ?

Nuestros expertos responden a sus preguntas más frecuentes.

El acné empieza más a menudo hacia los 12-15 años en los chicos y los 11-12 años en las chicas pero, a veces, a partir de los 8-9 años.
Con la pubertad, las hormonas producidas tanto en las chicas como en los chicos, estimulan las glándulas sebáceas: producen sebo en exceso, la piel se hace grasa y brillante. Estas glándulas sebáceas son más numerosas en la cara y en el tronco.

Paralelamente, la principal bacteria del acné, P. acnes, se nutre del sebo producido en exceso y prolifera. Esta bacteria tiene un papel esencial en el acné, porque estimula:

  • la producción de sebo. Los dos fenómenos se mantienen pues, el uno al otro.
  • la multiplicación de los queratinocitos (células cutáneas). El orificio de algunas glándulas sebáceas se cierra. El sebo no puede fluir a la superficie de la piel. Esto origina los puntos blancos (microquistes o espinillas cerradas) y los puntos negros (o espinillas abiertas).
  • las defensas naturales de la piel, las espinillas, entonces se inflaman. Aparecen granos rojos, a veces dolorosos y, también, granos blancos con pus en el interior. Incluso gruesos quistes, con auténticos abscesos.

Esta bacteria, P. acnes, es particularmente difícil de combatir porque ha desarrollado un mecanismo de resistencia asombroso: fabrica una especia de cola, auténtico escudo protector, llamado biofilm. Este biofilm le va a permitir resistir las defensas naturales de la piel y, además, a ciertos tratamientos.

El acné tiene entonces tendencia a instalarse.

0
No hay votos aún
SEÑALE ESTE ARTÍCULO >