Cuidados que cambian la vida diaria

Acné hormonal ¿Quiénes lo padecen?

Las glándulas sebáceas tienen la función de segregar una sustancia oleosa vital para la piel conocida como sebo, pero cuando hay un incremento de hormonas masculinas (andrógenos) se estimula esta producción sebácea. Sin embargo, cuando existe un exceso de producción de sebo (seborrea), los poros se obstruyen y aparece el acné. 

Debido a lo anterior es que, este periodo se considera uno de los momentos claves en los que se desarrolla acné vulgar, la forma más común de la enfermedad

La adolescencia es una etapa en la que el cuerpo humano experimenta diversos cambios fisiológicos estimulados por las hormonas, las cuales se encargan de manifestar esta transición biológica y durante este periodo, las glándulas sebáceas se desarrollan y comienzan a tener una mayor actividad.
 
Después de esta etapa, la mayoría de los casos mejoran. Pero, ¿qué pasa cuando el acné aparece o permanece después de la adolescencia? Un 40% de la población adulta (a partir de los 25 años) padece acné tardío, mejor conocido como acné hormonal y a quien más afecta es a las mujeres, aunque los hombres no están exentos de presentarlo.

¿Qué es el acné hormonal?

La capa más superficial de la piel es la capa córnea que a su vez se compone de células muertas que se desprenden por el proceso natural de descamación. Es la parte donde desembocan los poros de las glándulas sudoríparas y las glándulas sebáceas que están cerca de cada folículo piloso.

Todas esas células son esenciales para la salud de la piel, ya que forman una película hidrolipídica que posee diversas funciones entre las que podemos destacar el conservar los microorganismos afines a la piel, actuar como barrera protectora contra aquellos que la dañan y ayudar a mantenerla hidratada y flexible.

Sin embargo, el exceso de sebo y el insuficiente desprendimiento de células muertas, tapan los folículos pilosos hasta formar un tapones (puntos blancos y/o puntos negros), esto  altera el equilibrio natual de la piel y crea el ambiente idóneo para la proliferación de la bacteria Propionibacterum acnes (P. acnes) que ocasiona las lesiones inflamatorias de acné.

Ese mecanismo es el que da origen a las distintas clases de acné que se conocen, entre ellos el acné hormonal, pero particularmente en este tipo, la actividad de las glándulas sebáceas y de las hormonas juega un papel muy importante en el desarrollo de imperfecciones después de los 25 años.
 

 

Principales causas del acné hormonal

Como su propio nombre lo dice, el acné hormonal está influenciado por las hormonas que tanto hombres como mujeres siguen presentando en la etapa adulta de su vida, pero es la población femenina la que tiene una prevalencia del 30% de este tipo de acné, frente a un 7% de casos masculinos.

Por lo tanto, dentro de las principales causas que provocan acné hormonal se encuentran:

Ciclo menstrual

La duración promedio del ciclo menstrual es de aproximadamente 28 días, tiempo en el que las mujeres experimentan variantes en los niveles hormonales y la piel se ve afectada por estas mismas. 

En la primera mitad del ciclo (día 1 a 14) la actividad de los estrógenos es dominante y en la segunda mitad del ciclo (día 15 a 28) predomina la progesterona, la cual estimula la producción de sebo.

Antes de que comience el sangrado, los niveles de ambas hormonas ya están más bajos, pero la testosterona manifiesta un nivel superior a las hormonas femeninas. Por ello, el acné premenstrual suele aparecer entre 7 y 10 días antes de la menstruación y la piel tiende a mejorar propiamente durante el periodo.

Embarazo

Durante el embarazo las hormonas también aumentan su actividad, en esta etapa se presenta la progesterona, la prolactina, los estrógenos, los andrógenos y la gonadotropina coriónica humana (HCG) “la hormona del embarazo”. Todas ellas provocan cambios en la mujer, pero los andrógenos aumentan la producción de sebo y por ende, la aparición del acné.

Las mujeres que tienen piel con tendencia acnéica son las más propensas a desarrollar acné hormonal durante el embarazo, aún en quienes no lo habían presentado antes. Este acné puede aparecer en cualquier etapa de la gestación y/o después del parto.

Síndrome de Ovario Poliquístico

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es un trastorno endocrino que desequilibra los niveles hormonales de las mujeres y se manifiesta con periodos menstruales irregulares, exceso de vello y acné, el cual es provocado por un aumento en la testosterona, hormona que pertenece al grupo de los andrógenos.

Este desequilibrio hormonal estimula la producción excesiva de sebo que da paso a la aparición del acné hormonal, incluso hay estudios que revelan que el 30% de las mujeres que padecen SOP, sufren acné.

Menopausia

La menopausia es la interrupción del ciclo menstrual, pero la fase que conduce hacia esta etapa es la perimenopausia que dura entre 7 y 14 años. Durante este periodo, los niveles de progesterona y estrógenos disminuyen, pero la testosterona se mantiene activa.

Cuando comienza la menopausia y debido a la variación hormonal se presentan síntomas como ciclos menstruales irregulares, sofocos y problemas dérmicos. La piel pierde elasticidad, se vuelve más fina y sensible y ante la baja regeneración celular el resultado es una piel con mayor tendencia a presentar este tipo de acné.

Estrés

Ante situaciones de estrés o nerviosismo, la reacción natural del cuerpo humano es activar las glándulas sudoríparas y sebáceas, las cuales producen mayor cantidad de sudor y sebo respectivamente.

Al estar estresado, se libera cortisol, también conocido como “la hormona del estrés”. Un alto nivel de cortisol crea el ambiente propicio para desarrollar acné hormonal debido a que los poros de la piel se tapan y comienzan a aparecer imperfecciones.
 
 

¿Cómo saber si en realidad padezco este tipo de acné?

El acné hormonal puede ser la causa tanto de acné vulgar, que va de los 12 a 24 años, como el acné del adulto, que se presenta después de los 25 años.

Es importante acudir con un médico general o específicamente con un dermatólogo, ya que los profesionales de la salud pueden ayudar a determinar la causa de los brotes que pueden ser consecuencia de algún padecimiento mayor y de igual manera, están capacitados para precisar el tratamiento más adecuado para cada caso.

Los otros signos que pueden dar pista de tener acné hormonal son:
  • Brotes dolorosos. Las imperfecciones más sencillas causadas por acné son las espinillas blancas y negras (comedones), pero cuando se presenta este tipo de acné, la inflamación genera lesiones más profundas, dolorosas y sensibles al tacto, que se conocen como nódulos. 
  • Frecuencia de los brotes. La frecuencia con la que aparece y desaparece el acné juega un papel importante, puesto que el acné hormonal suele manifestarse bajo un patrón cíclico, por ejemplo, el ciclo menstrual o temporalidades en las que se tiene mayor estrés.

¿Cuál es la hormona responsable del acné?

Los andrógenos son un grupo de hormonas masculinas compuesto por la testosterona, la androsterona y la androstenediona y que en conjunto tienen la principal función de estimular el desarrollo de las características sexuales de los hombres. La testosterona, en particular, es segregada por los testículos.

Pero, los ovarios también pueden segregar andrógenos que son los precursores de los estrógenos, hormonas femeninas que de igual manera, determinan los caracteres sexuales y la distribución del tejido graso en las mujeres. Entonces, ¿cuál de ellas es la que produce el acné?

Un alto nivel de andrógenos provoca la aparición de acné debido a que estimula la producción de sebo y queratinocitos en el folículo piloso que se obstruye y progresa hasta formar una lesión inflamatoria. La unidad pilosebácea está influenciada por la testosterona y por su metabolito reducido, la dehidrotestosterona (DHT).

En el caso particular de las mujeres, los principales andrógenos que se segregan son la testosterona, la androstenediona, la dehidroepiandrostenediona (DHEA) y su sulfato (DHEA-SO4) que son captados por la membrana celular y la enzima 5 alfa reductasa los transforma en metabolitos androgénicos más fuertes.

Por medio de la actividad de la enzima aromatasa puede existir una conversión de andrógenos a estrógenos, situación que ocurre en la piel, el cuero cabelludo, los músculos y el tejido graso. Ejemplo de esto es la obesidad como un factor desencadenante del SOP debido a los altos niveles de enzima aromatasa.
 

¿Quiénes pueden pueden padecer acné hormonal?

Como ya lo hemos comentado en otras ocasiones, el acné es uno de los padecimientos más frecuentes de la piel, que afecta casi al 75% de personas que tienen entre 12 y 24 años de edad. Por ello, muchos relacionan esta enfermedad con la adolescencia, pero no es algo exclusivo de esta etapa. 

Es común que las personas que tuvieron acné en la adolescencia, sigan manifestando imperfecciones en la vida adulta debido a la condición acnéica de su piel derivada de la excesiva producción de sebo. Por ende, tanto hombres como mujeres pueden presentar acné en la vida adulta.

No obstante, el acné hormonal afecta principalmente a las mujeres debido a que con el paso de los años, los niveles hormonales siguen variando, mientras que en los hombres, la actividad hormonal se estabiliza.
 

Principales zonas donde puede salir acné hormonal

Mientras que en los adolescentes la principal zona afectada por el acné es la “zona T” (frente, nariz y barbilla), en la piel adulta las imperfecciones se extienden de manera que forman una especie de “U” que afecta las mejillas, la barbilla y el cuello. Incluso también pueden presentarse brotes de acné en la espalda o en el pecho.

El acné hormonal además de producir comedones, presenta lesiones que son más profundas y dolorosas con una mayor predisposición a  dejar cicatrices que no desaparecen con facilidad.
 

Nuestras Rutinas de Cuidado

Mi rutina
Anti-brillo facial

Acción hidratante y calmante para pieles grasas con imperfecciones.

Probar esta rutina > Anti-brillo facial > Ver mi rutina >

Mi rutina
Anti-granos facial

Acción sobre los puntos blancos/rojos inflamados.

Probar esta rutina > Anti-granos facial > Ver mi rutina >

Mi rutina
Anti-imperfecciones para pieles adultas

Acción eficaz contra las imperfecciones, marcas y primeras arrugas

Probar esta rutina > Anti-imperfecciones para pieles adultas > Ver mi rutina >

Mi rutina
Anti-puntos negros

Exfolia y limpia los poros.

Probar esta rutina > Anti-puntos negros > Ver mi rutina >

Mi rutina
Anti-rojeces y escamas ds cara y cuerpo

Acción calmante sobre la piel irritada con picor

Probar esta rutina > Anti-rojeces y escamas ds cara y cuerpo > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >