Cuidados que cambian la vida diaria

El acné y el sol

Todos los veranos ocurre lo mismo: las personas que sufren de acné se hacen muchas preguntas sobre el sol y su impacto en la piel. Entre ideas preconcebidas y conducta a seguir, hagamos un balance sobre el sol y el acné.

El sol y el acné, ¿amigos o enemigos?

A primera vista, el sol parece ser un amigo de las pieles acneicas y un medio de luchar contra el acné: en efecto, el sol hace que la piel se engrose y se reseque, lo que tiene la ventaja de atenuar los granos y el brillo debido al exceso de sebo.

Pero atención, cuando la exposición solar disminuye, las células muertas responsables del engrosamiento de la piel se eliminan mientras que el sebo vuelve a ganar terreno: el resultado es la reaparición de los granos y el surgimiento de nuevas lesiones.

¡Cuidado también con el acné solar! Se trata de un brote de acné bastante peculiar, provocado por la exposición al sol y que por tanto no espera la llegada del otoño para hacer su aparición.

Además, muchos tratamientos anti-acné son fotosensibilizantes. La mayoría de los tratamientos anti-acné pueden continuar durante el verano, siempre que se aplique una protección solar eficaz. Se recomienda pedir cita con el médico antes del verano para revisar sus tratamientos actuales y adaptarlos si fuera necesario.

El acné y el sol son generalmente incompatibles y requieren el uso de una protección solar adecuada.
 
 
 
 

El sol y el acné: ¿cómo protegerse?

La protección solar se basa en un conjunto de medidas de sentido común: evitar la exposición durante las horas más calurosas del día, llevar sombrero y gafas de sol, y aplicarse una crema solar con un factor adaptado a su fototipo y a las condiciones meteorológicas cada dos horas y después de cada baño.

Una crema solar adaptada al acné es forzosamente no comedogénica para no alimentar los granos. Es preferible utilizar productos con texturas ligeras como fluidos o emulsiones. Entre otras soluciones para conciliar el acné y el sol figuran algunos productos solares con color para combinar la protección solar y el camuflaje de las lesiones.

Nuestras Rutinas de Cuidado

Mi rutina
Anti-rojeces y escamas ds cara y cuerpo

Acción calmante sobre la piel irritada con picor

Probar esta rutina > Anti-rojeces y escamas ds cara y cuerpo > Ver mi rutina >

Mi rutina
Reparación intensa para cabellos dañados

Acción nutritiva intensa con efecto reparador.

Probar esta rutina > Reparación intensa para cabellos dañados > Ver mi rutina >

Mi rutina
Reparación Intensa Facial

Acción reparadora para pieles con tendencia acnéica bajo tratamientos médicos que resecan la piel. 

Probar esta rutina > Reparación Intensa Facial > Ver mi rutina >

Mi rutina
Anti-brillo facial

Acción hidratante y calmante para pieles grasas con imperfecciones.

Probar esta rutina > Anti-brillo facial > Ver mi rutina >

Mi rutina
Anti-granos facial

Acción sobre los puntos blancos/rojos inflamados.

Probar esta rutina > Anti-granos facial > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >