¿Cómo afeitar una piel con acné?

Cuando se trata de afeitar el rostro, se tienen que realizar una serie de pasos para que haya una correcta limpieza y en el caso de las mujeres el maquillaje se tiene que aplicar con más eficiencia. La exfoliación incluso mejora las cicatrices y puede brindar un aspecto más juvenil a la piel al afeitarse, dando un acabado suave y sedoso.




No obstante, esto cambia cuando se trata de
rasurarse con acné dejando la incógnita de ¿Es posible mantener un rostro igual de terso con la presencia de inflamaciones? Los siguientes consejos ayudarán a lograr una afeitada perfecta sin descuidar el estado de la piel.

Limpia gentilmente la cara

La limpieza es la parte principal para rasurarse con acné y es esencial realizarla con los productos adecuados ya que, esto permitirá que exista una exfoliación profunda que brinda suavidad al vello facial haciendo que sea más fácil de cortar sin lastimar la piel. De manera que, hacerlo gentilmente y con calma son las claves para que al momento de pasar el rastrillo no haya complicaciones extras.

Humecta y suaviza el vello facial

Aplicar un humectante liviano posterior a la limpieza profunda, garantizará que la piel no se reseque y sólo obtenga la cantidad correcta de humectación para que al momento de rasurarse con acné no sea difícil ni doloroso.

Dentro del mercado existen humectantes frescos, ligeros y calmantes pero cada uno de ellos cumplen con la función especial de aliviar la piel cuando tiene acné y cuidarla de cualquier infección causada por él, por ello se considera un paso indispensable.





 

Utiliza un gel para afeitar

Una vez realizado el paso de limpieza y humectación se tiene lista la piel para rasurarse con acné, la aplicación de un gel libre de alcohol no sólo hidrata el cutis sino que la preparará para que el rastrillo pase sin problemas y no cause lesiones que en caso de darse pueden llegar a producir infecciones empeorando el acné.

 






¿Usar rastrillo o rasuradora eléctrica?

Dependiendo del tipo de cutis que tenga el rostro, tipo de piel y cantidad de vello que se tenga se sabrá si se utiliza rastrillo o rasuradora eléctrica. Sin embargo, los expertos recomiendan que la segunda funciona mucho mejor cuando se

 quiere cortar el vello a cierta distancia sin tocar determinados problemas cutáneos y en el caso del rastrillo permite rasurar los vellos más cerca de la superficie de la piel de forma más uniforme, dejando la piel más suave al tacto.

Hidrata tu piel

La aplicación de un hidratante después de rasurarse con acné funciona como analgesico contra la irritación en el cutis. Este paso garantiza que la piel no se vea reseca y la ayuda a producir grasa natural, lo cual la protege a su vez contra el exterior.

Rasurarse con acné precisa de seguir los pasos anteriores y es importante recordar que cuando se trata de pieles sensibles, el cuidado debe ser especial para no agravar el problema o evitar lesiones
.