Consejos para eliminar el brillo en la cara

Dentro del régimen de higiene de alguien que tiene brillo facial se encuentra el uso regular de limpiadores, tónicos y cremas que sean específicas para ese tipo de piel. Sin embargo, las responsables de está generación de grasa son las glándul sebáceas en los poros, las cuales tienen más exposición al ambiente, lo que conlleva a que haya una obstrucción y mayor tendencia a que el individuo desarrolle acné.




Es por ello que cuando se visita a un dermatólogo, este mismo especifica una serie de productos y hábitos que se tienen que cumplir para que la grasa del rostro se controle y no sea un problema a futuro. 

Sin embargo, el brillo facial es en parte bueno y su existencia brinda bienestar al rostro ya que, lo protege de las inclemencias del tiempo, estimula la producción de elementos básicos para la formación de hormonas y contribuye a que haya una mejor asimilación de vitaminas y minerales, ocasionando que la grasa facial haga que el cutis luzca joven.

Este brillo facial con el tiempo no permanece, conforme a la edad se va dando una pérdida de grasa que provoca resequedad.

¿Por qué me brilla la cara?

La producción de grasa en el rostro ejerce como una capa protectora de todas las agresiones externas como la contaminación, el clima, el sol y la diversidad de bacterias a las que se expone el rostro día con día. Esta máscara de cebo que crece permite que haya una hidratación de la piel, al mismo tiempo que le proporciona antioxidantes que la mantienen sana.

No obstante, cuando hay una sobreproducción de brillo facial termina por ocasionar la aparición de acné y puntos negros que dejan en el cutis una sensación pesada e incomoda todo el día y las causas son las siguientes:




 

  • Hormonas

  • Etapa de la pubertad

  • Genética

  • Exceso de maquillaje

  • Clima cálido y húmedo

  • Malos hábitos alimenticios

 

¿Cómo evitar el brillo en la cara?

Limpia gentilmente 

 

El uso del jabón neutro para limpiar el brillo facial es un excelente producto hipoalergénico para retirar el exceso de grasa ya que, es un pH similar al de la piel humana, además si se agrega a la limpieza el uso de agua tibia, la piel del rostro lucirá

 más reluciente y mantendrá la dermis con acné equilibrada. Pero antes de realizar este tipo de limpieza es primordial hacer una prueba en el antebrazo para observar si no hay alguna reacción. 
Secar con palmaditas

Lo que tienes que hacer es apoyar la toalla sobre el rostro y dar leves palmaditas sobre la toalla de modo que ejerzan una presión suave hasta secar la piel del todo. Es un excelente método para prevenir la irritación e inflamación de la piel al secarla.

Usar tónico

El uso de un tónico facial ayuda a recomponer el rostro y retirar el brillo facial, además de que restablece el pH de la piel, cierra los poros y da al cutis una hidratación adecuada después de limpiar.

Elige una crema humectante basada en tu tipo de piel 

En nuestros artículos de piel mixta, sensible y seca, se hace énfasis en que estas dermis son propensas a padecer de mucha sensibilidad y su barrera protectora cutánea no consigue detener a los factores irritantes, ocasionando que los productos a usar tengan que ser especiales para evitar debilidad en el cutis.

En el caso del artículo que habla sobre la piel grasa qué es y cómo cuidarla, se da a conocer que los poros se dilatan y precisan de la crema humectante correcta para controlar la producción de sebo. Esta tiene que estar libre de aceite, ser ligera, e indicar que no es comedogénica, esto en conjunto ayudará a que el brillo facial no presente rojeces e irritaciones.