Cuidados que cambian la vida diaria

Cuero cabelludo, la base de un pelo sano

Se conoce como cuero cabelludo a la barrera física protectora donde crece el cabello, está constituida por las mismas tres capas que el resto de nuestra piel. 

En esta barrera, o piel de la cabeza, es donde se implantan los folículos pilosebáceos, es decir, la estructura que genera el crecimiento del cabello, como lo explica el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos.  

Además, al ser una barrera física cumple con distintas funciones, por ejemplo, es un aislante térmico. Tiene un proceso de renovación celular y requiere de cuidados para evitar problemas como la caspa o irritaciones. 
 

¿Cómo cuidar el cuero cabelludo?

La caída del pelo, la caspa y el exceso de grasa son algunos daños que puede presentar el cuero cabelludo y para que esto no ocurra es importante brindarle los cuidados básicos que van desde una alimentación balanceada hasta protegerlo del sol y de los químicos. 

Para lucir un cabello fuerte, suave al tacto y brillante, es vital que se proteja desde la raíz, en este caso la limpieza es un paso básico ¡El secreto es elegir los productos correctos! 
 

Cómo limpiarlo

Si el objetivo es darle un aspecto más saludable al cabello, lo primordial es comenzar por ponerle atención y proporcionarle una limpieza con un shampoo y acondicionador que estén indicados para tu tipo de pelo (lacio o chino) y para necesidades específicas como la sensibilidad o la producción excesiva de grasa.

Lo mejor es que al lavarte el pelo lo hagas con agua templada, al utilizar agua muy caliente puedes estimular la producción de sebo y provocar irritaciones en la piel de la cabeza que se manifiestan con descamaciones. 

Recuerda que no es necesario que apliques el shampoo en todo el cabello, únicamente sobre el cuero cabelludo, dando un suave masaje con la yema de los dedos para estimular la circulación, oxigenarlo y liberarlo de tensiones. 

Cómo hidratarlo

El cuero cabelludo tiene una capa de grasa o sebo que forma una barrera para evitar que se reseque; sin embargo, puede perder su hidratación natural provocando comezón o sensación de tirantez.

Para recuperar esa hidratación capilar, tienes que utilizar un shampoo suave que reconstituya la piel descamada y seca, de igual manera, como lo mencionamos al principio, procura lavar tu pelo con agua tibia y complementar tu rutina con mascarillas hidratantes. 
 

Problemas en el cuero cabelludo

La piel de la cabeza está conformada por epidermis, dermis e hipodermis; en las dos últimas se encuentran los folículos pilosos junto a las glándulas sebáceas que generan la grasa que naturalmente protege el equilibrio del pelo. 

Si esta glándula no funciona correctamente, llega a producir un exceso de sebo (cabello graso) o una ausencia notoria de él (cabello seco). Generalmente, estas dos condiciones pueden relacionarse con la caspa. 
 

Cuero cabelludo graso

El sebo de la piel cabelluda es una sustancia formada por grasas, proteínas y colesterol, su principal función es lubricar el pelo y evitar la sequedad, pero factores hereditarios, el estrés o los cambios hormonales pueden generar una producción excesiva que lo haga lucir sucio. 

Este tipo de cabellos necesitan de productos especiales, uno de los más recomendados por dermatólogos es Sabal, un shampoo seborregulador de Ducray, el cual absorbe el exceso de grasa y retrasa el reengrasado. 

Además de este producto, en Ducray contamos con Argeal, un shampoo que se puede alternar con Sabal para que absorba el exceso de sebo y evite que esta grasa migre hacia el tallo piloso. 
 

Cuero cabelludo seco

En este caso, las glándulas sebáceas funcionan de manera desequilibrada, produciendo grasa en menor cantidad y por lo tanto, generando una mala lubricación en la fibra capilar. 

Este tipo de problema se puede reconocer porque el pelo se vuelve frágil, es áspero al tacto, no tiene brillo, y en ocasiones, presenta rotura. Para devolverle su fortaleza, lo mejor es utilizar algún shampoo nutritivo que regenere los componentes del sebo que hay en el cuero cabelludo. 
 

Cuero cabelludo irritado

Cuando la piel de la cabeza está irritada, se vuelve sensible y es común que haya comezón, una sensación de tirantez e incluso dolor. Este problema aparece por diversos factores, entre ellos, la contaminación, el estrés y la aplicación de productos químicos muy agresivos. 

Esta sensibilidad también puede aparecer debido al desequilibrio en el proceso de secreción del sebo, lo que origina la irritación. El uso de plancha o secadora, el contacto prolongado con agua clorada y la radiación solar, son otros factores que determinan su aparición. 

En Ducray contamos con un producto que te ayuda a disminuir esta condición, se trata de Sensinol, un shampoo tratante fisioprotector que ayuda a calmar el prurito (comezón) y el malestar de la piel cabelluda sensible, al aportar una adecuada hidratación. 
 

Caspa

Uno de los problemas más comunes en el cuero cabelludo es la caspa, aunque no se considera una afectación grave, llega a ser vergonzosa ya que en la ropa y en la superficie del cabello son visibles los pequeños puntos blancos que caracterizan a dicha condición. 

La caspa, también conocida como pitiriasis capitis, es una descamación del estrato córneo (capa más superficial de la epidermis), derivada de un desequilibrio en el proceso de renovación celular. Sus causas son variadas, entre las más comunes están los problemas hormonales, la sudoración abundante, un cepillado incorrecto y la presencia de un hongo llamado Malassezia, que se alimenta del sebo que hay en el cuero cabelludo, provocando esta descamación. 
 

Caspa seca

Este tipo de caspa produce escamas de color blanco, muy finas y secas. En el momento que una persona se rasca la cabeza, la caspa se desprende fácilmente de la piel y se expande por todo el cuero cabelludo y el pelo, provocando enrojecimiento y comezón. 

Para la caspa seca, puedes incluir en tu rutina el shampoo Squanorm, un auxiliar para el control de este problema porque elimina la descamación de forma duradera y limpia la piel de tu cabeza. Puedes alternar este producto con Elution, un shampoo reequilibrante que prolonga la eficacia de los tratamientos anti-caspa. 
 

Caspa grasa

Es una condición que se caracteriza por la aparición de copos o escamas de color amarillo en la piel cabelluda, los cuales se adhieren al pelo. Generalmente afecta más a las zonas donde hay más sebo (frente y nuca) y provoca enrojecimiento. 

En Ducray podemos ayudarte a combatir la caspa grasa, con el uso del shampoo Squanorm se crea una rutina de ataque para eliminar el problema desde el primer uso, mientras que Elution, es un producto de alternancia para que los resultados se mantengan por un periodo de tiempo más largo.