Cuidados que cambian la vida diaria

Dermatitis seborreica: Conoce más de este padecimiento

La dermatitis seborreica no es una enfermedad exclusiva del cuero cabelludo, también puede aparecer en el rostro, sobre todo alrededor de la nariz, en los párpados y en las cejas. 

Como todo padecimiento médico, puede tratarse con los productos indicados por especialistas, en este caso, los dermatólogos. Si se sigue el tratamiento correcto, es posible que desaparezca con un control adecuado, sin dejar cicatrices de su presencia en la piel. 

¿Qué es la dermatitis seborreica?

La dermatitis seborreica corresponde a un desorden inflamatorio crónico que afecta principalmente las áreas ricas en glándulas sebáceas como el cuero cabelludo, cara y tórax. 

La población adulta es la que más presenta este desorden; sin embargo, también existe la dermatitis seborreica infantil o costra láctea, la cual se manifiesta en la salida de los folículos pilosos como escamas que se agrupan entre sí, simulando costras de color amarillo o blanco, aparece en los primeros meses de vida.

La prevalencia de la dermatitis es de un 1 a 3% en población general, alcanzando de 34 a 83% en inmunocomprometidos. Regularmente se presenta con una distribución bimodal, con un pico a los dos meses de edad y luego en la adolescencia o adultez temprana. En los adultos, la tendencia indica que alrededor del 50% tiene o ha tenido caspa con escamas amarillentas que se desprenden del cuero cabelludo.

Otro punto importante es que la dermatitis no es una enfermedad contagiosa, ni tampoco aparece exclusivamente por falta de higiene, como muchas personas creen. Al igual que otros padecimientos, tiene diferentes causas y síntomas específicos que permiten identificar su aparición. 

En un artículo publicado por la revista Medicina cutánea Ibero-latinoamericana, se informa que “las levaduras del género Malassezia se encuentran formando parte de la microbiota comensal de la piel, estas levaduras oportunistas están relacionadas con algunas alteraciones cutáneas humanas como la dermatitis seborreica (DS), foliculitis, septicemia, pustulosis neonatal, papilomatosis confluente y reticulada, onicomicosis y blefaritis seborreica.

Para comprobar qué tipo de afección en la piel tiene un paciente, se deben de conocer los síntomas, en este caso los de la dermatitis, que en ocasiones se suele confundir con otras enfermedades que también afectan la epidermis.  

Síntomas, ¿cómo detectarla?

Como lo hemos mencionado hasta el momento, la dermatitis seborreica es una inflamación en ciertas regiones de la piel que presentan una densidad muy alta de glándulas sebáceas, por lo que puede tener consecuencias como la piel cabelluda, cara y tronco. 

Las manifestaciones de la dermatitis son secundarias a la inflamación de la piel lo que favorece que esta se recambie más rápido, lo anterior se manifiesta con placas rojas (rosa pálido) con escama fina que se desprende fácilmente. Se puede acompañar de comezón leve y otras molestias.

El diagnóstico lo realiza un médico mediante la exploración física, el método que se emplea consiste en obtener células cutáneas de la piel de un paciente, para ello en ocasiones se puede raspar la escama de las áreas afectadas y verlo en el microscopio, para buscar la presencia de Malassezia, en otros casos se tomará una biopsia de piel que compruebe o descarte la presencia de dermatitis. 

La importancia de acudir al médico radica en que los síntomas de la dermatitis seborreica, en ocasiones, se pueden confundir con los de otros padecimientos, entre los cuales se encuentran: 
  • Psoriasis: Se trata, según la Secretaría de Salud, de una “enfermedad inflamatoria polimorfa de la piel y articulaciones, de curso crónico, recurrente; se caracteriza por presentar placas rojas (rojo vivo) con escama gruesa adherida que semeja el yeso. Habitualmente se afectan los sitios de piel que cubren prominencias óseas como son codos, rodillas y delante de las piernas, pero puede afectar cualquier área cutánea e incluso las articulaciones. 
  • Dermatitis atópica: También conocida como eccema, es un conjunto de lesiones cutáneas que aparecen en las personas atópicas. Con atópico nos referimos a una enfermedad crónica de la piel, en la que por cuestión genética esta es más seca por constitución, con una respuesta exagerada a sustancias externas. La localización depende del grupo de edad y se caracteriza por inflamación de la piel que se observa con áreas rojas, hinchadas y con granitos que dan mucha comezón.
  • Pitiriasis versicolor: Es un tipo de micosis conocida como dermatosis fitoparasitaria que aparece como consecuencia de la parasitación de los hongos que no realizan el proceso de la fotosíntesis, es secundaria a la Malassezia. Sus síntomas más frecuentes son manchas redondeadas de color marrón o blanquecino, en la espalda, hombros y cuello, mismas que tienden a descamarse. 
  • Rosácea: Es una afección de la piel que provoca su enrojecimiento debido a que los vasos sanguíneos son muy visibles en el rostro. Aunque es un padecimiento que se presenta en cualquier persona, es más frecuente entre las mujeres, quienes también llegan a desarrollar granitos rojos (pápulas) y de afección en los ojos. 
  • Costra láctea: no provoca dolor en la piel de los bebés y además es benigna, en ocasiones desaparece sola, pero lo más recomendable es llevar a los pequeños con un especialista que brinde el tratamiento más apropiado para su edad y condiciones clínicas.
En el caso concreto de la dermatitis seborreica, sus síntomas se van desarrollando gradualmente, pueden ser solamente escamas secas (caspa) o descamaciones más oleosas con comezón de grado variable. 

La blefaritis marginal es otro síntoma que puede aparecer con la dermatitis, es una inflamación en los párpados derivada de la obstrucción de las glándulas sebáceas que se encuentran en la base de las pestañas. 

Otro síntoma de la dermatitis es la caída del cabello, que también se debe a otros factores, estos pueden ser externos como el estrés o diversas alteraciones hormonales. 

Las manifestaciones clínicas que son determinantes para un diagnóstico efectivo, dependen de la región del cuerpo donde se encuentren, pueden ser las siguientes: 
  • Rostro: Afectaciones en cejas, pliegues nasolabiales, mejillas y área de la barba en el caso de los hombres. 
  • Periocular: Manifestaciones de la dermatitis seborreica alrededor de los ojos con costras de color amarillo cerca de las pestañas. 
  • Tronco: Lesiones escamosas que van de los 5 a los 15 milímetros sobre el esternón, así como manchas amarillentas. 
  • Axilas, ombligo, ingles y zona anogenital: Erupciones erimatosas difusas que incluso pueden llegar a ser brillantes. 
Al reconocer estas manifestaciones y en qué parte del cuerpo están, el diagnóstico tendrá un resultado más acertado, que permitirá llegar al siguiente paso, es decir, el tratamiento. 

Principales causas de la dermatitis seborreica

Las causas que provocan la aparición de la dermatitis seborreica son diversas, una de ellas se debe a la renovación celular acelerada de la piel secundaria a inflamación, generando un rápido desprendimiento de los corneocitos cutáneos, los cuales se comienzan a adherir entre sí y forman las escamas. 

Dicho proceso de renovación celular tiene un carácter hereditario, por lo que los hijos de las personas afectadas, tienen altas probabilidades de presentar dermatitis en algún momento de su vida. 

De acuerdo con la Universidad de Navarra, la causa exacta de este padecimiento se desconoce, pero hay dos factores que los especialistas consideran como determinantes: 
  1. Piel seborreica: Una alteración de las glándulas hace que aumente la secreción de grasa o sebo, el cual junto con el sudor crea una película superficial en la piel que resulta muy visible. 
  2. Afectación microbiana: se refiere a la sobrepoblación de Malasseiza o Pitirosporum Ovale, que es una levadura que de forma natural habita en la piel para metabolizar la grasa humana, pero al hacerlo muy rápido, afecta la piel y provoca irritaciones.
En el caso de los infantes, la misma universidad señala que la causa de la dermatitis seborreica puede ser “la influencia androgénica en la secreción sebácea en el lactante, influenciado por las hormonas maternas”. 

El estrés es un factor más que puede detonar la aparición de la dermatitis, sumado a los cambios hormonales que se presentan entre el género femenino. 
“En las situaciones de fatiga y mayor estrés, puede haber un aumento de la secreción de andrógenos por las glándulas suprarrenales como respuesta a la mayor secreción de ACTH de la hipófisis”, según puntualiza la  Universidad de Navarra. 

La dermatitis seborreica también tiene un origen asociado a enfermedades neurológicas, entre ellas el Parkinson y el accidente cerebrovascular. A partir de diferentes investigaciones se determinó que el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) puede estar asociado al aumento de casos sobre dermatitis. 

Para que la dermatitis seborreica afecte a una persona también hay otras causas que conviene mencionar: consumo de alcohol, mala alimentación, falta de limpieza, poco o nulo uso de shampoo, climas extremos y obesidad. 

Sin embargo, la seborrea no es el único factor ni el más determinante, también es posible que la dermatitis se presente gracias a la piel seca, una condición que es común en climas fríos o situaciones extremas como el aire seco hibernal.  “Lavarse el pelo con shampoo con demasiada frecuencia o por el contrario usarlo muy poco, así como utilizar productos para el cabello que dejan residuos secos o escamosos” son otras causas, de acuerdo con la organización Brenner Children’s.

Tratamientos más usados para la dermatitis seborreica

Generalmente los especialistas recomiendan a los pacientes el uso de cremas y shampoos que poco a poco renuevan la piel de las zonas afectadas, ya que son de fácil aplicación y penetran bien en las capas de la piel. 

Para tratar la dermatitis seborreica hay cremas con ingredientes activos que mejoran en poco tiempo el cuero cabelludo, entre ellos están la hidrocortisona, fluocinolona, clobetasol y la dosonida. En caso de que las áreas rojas estén muy marcada se dejan corticoesteroides que ayudan a disminuir la inflamación. Estos activos se deben de utilizar con prudencia ya que aplicarles por largos periodos de tiempo (varios meses seguidos) podría causar un adelgazamiento de la piel. 

Los productos antifúngicos también son muy recetados por los especialistas para combatir la dermatitis, sobre todo los que tienen en su composición ketoconazol al 2% y ciclopirox al 1%. 

No todos los medicamentos para tratar la dermatitis seborreica son untables, también existen pastillas antifúngicas que sólo un médico especialista está avalado para recetar. 

En el caso de los shampoos, su eficacia radica en que no solo eliminan las escamas cutáneas, también previenen que vuelvan a aparecer. Los shampoos formulados para la dermatitis tienen que incluir climbazol, piroctona olamina o polidocanol, para que puedan cumplir con su función y eliminar el sebo. Hay algunos que se complementan con sustancias activas como el ácido salicílico, zinc y sulfuro de selenio, con el propósito de crear una barrera protectora para el cuero cabelludo. 

Como en cualquier otra enfermedad, en la dermatitis también hay avances científicos que han contribuido a que se receten otros medicamentos y sustancias, entre ellas los inmunomoduladores tópicos (tacrolimus o pimecrolimus). 

En general, “los objetivos del tratamiento son conseguir la remisión de las erupciones cutáneas, eliminar la comezón y el ardor, reducir la severidad y la recurrencia de las erupciones cutáneas”, indica la universidad chilena citada en este artículo. 

Dermatitis seborreica tratamiento con Ducray 

Los laboratorios dermatológicos Ducray han creado diferentes productos que combaten problemas como la dermatitis seborreica, son un tratamiento que elimina caspa y otros síntomas de dicho padecimiento. 

El shampoo Kelual DS es un producto que contiene ciclopiroxolamina, piritiona de zinc, ácido beta glicirretínico y keluamida, sustancias que ayudan a eliminar la caspa y las escamas, al mismo tiempo que regulan la producción de sebo en el cuero cabelludo de las personas afectadas. 

Con este producto se disminuye en un 94% el picor en el cuero cabelludo y se limita la proliferación del hongo que produce la caspa llamado Malassezia, pues sus ingredientes son reconocidos purificadores en el sector de la medicina. 

El complemento de este shampoo es la crema calmante Kelual DS, su aplicación es únicamente en las zonas sebo-escamosas, tanto del cuero cabelludo como del rostro: cejas, nariz y párpados. 

La fórmula de este producto contiene ácido glicólico, crotamitón, sabal, keluamida y piroctona olamina, gracias a los cuales se eliminan las escamas y se reducen significativamente las irritaciones de la piel dañada por este padecimiento. 

Dentro de la gama de productos de Ducray, el shampoo Kertyol P.S.O. es otro tratamiento reequilibrante que sirve para combatir la psoriasis, entre sus principales activos se encuentran el celastrol, vederine, ictiol y el ácido salicílico, cuyo trabajo es aliviar la sensación de picor y prevenir la reaparición de las placas gruesas de las escamas. 

Con este shampoo las lesiones provocadas por la dermatitis disminuyen, con lo cual se mejora la calidad de vida de las personas que la padecen, además su uso es seguro, pues todos los productos de Ducray pasan por rigurosas pruebas de calidad. 

La marca Ducray se especializa en la fabricación de productos dermatológicos, su experiencia se remonta a 1930 cuando creó su primer shampoo. Gracias a la innovación e investigaciones médicas, ha logrado posicionarse como una marca reconocida por la calidad de todo lo que comercializa.