Cuidados que cambian la vida diaria

DUCRAY, el experto en el cuidado y tratamiento de las manchas en el rostro.

Te invitamos a conocer en este artículo y de la mano de la Dra. Ana Sylvia Aguilar-Sarmiento, que es médico especialista en dermatología, acerca de aquellas manchas en la piel que aparecen principalmente en el rostro de mujeres de 20 a 60 años, los factores que aumentan su intensidad y cómo combatirlas de manera eficaz.

El melasma consiste en manchas de color café que predominan en cara. La exposición solar es un factor agravante. El tratamiento consiste en fotoprotección de amplio espectro y usar despigmentantes.

Piel sin manchas; es posible, ¿Cómo tratar las manchas hoy en día?
 

¿Qué es el melasma o más comúnmente llamado “paño”?

El melasma es una pigmentación facial aumentada, adquirida y frecuente en nuestro medio. Se caracteriza por manchas definidas e irregulares que varían de intensidad, de color café claro a oscuro y afecta principalmente frente, mejillas, región mandibular y mentón. 

¿A quién afecta el melasma y a qué edad aparece?

Esta enfermedad la padecen en su mayoría mujeres entre 20 y 60 años, su inicio es común durante el embarazo debido a los cambios hormonales que se producen durante esta etapa.

¿Cuáles son las causas de la aparición del paño en la cara?

Se han implicado diversas causas, dentro de las principales se encuentran: herencia, exposición crónica y/o prolongada a la radiación ultravioleta y las hormonas femeninas (principalmente en el embarazo). 

Dentro de las causas que lo pueden agravar son: la fricción continua, algunos productos cosméticos y medicamentos que hacen la piel más sensible a la radiación solar.

¿Qué impacto tiene el melasma sobre la calidad de vida y cuál es la evolución natural de la enfermedad?

Afecta de forma relevante la calidad de vida, ya que es una enfermedad que se presenta en la cara y por ello puede disminuir la autoestima de los que la padecen. Es de evolución crónica y puede empeorar con el tiempo, o agravarse por exposición intensa al sol.
 

¿Qué tratamientos existen hoy en día?

Las terapias actuales están orientadas a aclarar las manchas y lograr un tono de piel más uniforme; al obtener buenos resultados, también será importante evitar la recurrencia de ellas, por eso es indispensable el apego al tratamiento y la constancia del mismo. 

Es de vital importancia tener una correcta valoración por tu dermatólogo, para que haga el diagnóstico y te sugiera las medidas que debes tomar específicamente para tu tipo de piel y para tratar el paño en la cara.

Dentro de las consideraciones generales están:
  1. Medidas de fotoprotección. Usar protector solar especial para pieles con melasma con FPS 50+ a las 8:00 hrs, 12:00 hrs y 16:00 hrs. La replicación es clave para una cobertura eficaz. Ducray Melascreen UV Bloqueador solar FPS 50+ para pigmentación y manchas.
  2. Usar sombrero de ala ancha durante el día o sombrilla, evitar salir a las horas de mayor radiación solar (entre 10:00 hrs a 15:00 hrs).
  3. No tallar la cara con cepillos o productos abrasivos, la fricción puede pigmentar la piel y aumentar la intensidad de las manchas.
  4. Usar el tratamiento médico al pie de la letra, con crema de día y de noche que tienen despigmentantes especialmente diseñados para tu tipo de piel. Ducray Melascreen crema despigmentante y Ducray Melascreen crema despigmentante de noche 
  5. Anexo al tratamiento y para las líneas de expresión, se recomienda el uso de sueros antes del tratamiento despigmentante. Ducray Melascreen suero antiedad contra el fotoenvejecimiento 
Es cierto que con este tratamiento no resolvemos algunos factores desencadenan el paño en la cara como la predisposición genética, racial, ni los cambios hormonales o ambientales. Sin embargo, es una opción terapéutica innovadora, eficaz y accesible; que realizada de manera adecuada, provee múltiples beneficios. 

Es importante mencionar que en los seguimientos realizados a los pacientes, la calidad de la piel tiene una mejoría considerable, haciéndola más resistente a los estímulos de su entorno, como la radiación y la contaminación; dejando en consecuencia una piel más luminosa y saludable.
  1. Arellano Mendoza I, Arias Gómez I, Barba Gómez J, et al. Melasma: Consenso del Grupo Mexicano para el Estudio de los Trastornos Pigmentarios. Dermatología cosmética médica y quirúrgica. 2007;5 (2):112-122.
  2. Becker S, Schiekofer C, Vogt T. Melasma. Dermatólogo. 2017; 68 (2): 120-126.
  3. Lee A. Progresos recientes en la patogenia del melasma. Melanoma de células pigmentarias Res 2015; 28 (6): 648-660.
  4. Abou-Taleb D, Ibrahim A, Youssef E. Confiabilidad, validez y sensibilidad para cambiar las horas extraordinarias del área de melasma modificada y la puntuación del índice de gravedad. Dermatol Surg. 2017; 43 (2): 210-217.
  5. Pandya A, Berneburg M, Ortonne J. Directrices para ensayos clínicos en melasma. Br J Dermatol. 2006; 156 (s1): 21-28.
Autor:
Dra. Ana Sylvia Aguilar-Sarmiento.
Médico especialista en dermatología.