Cuidados que cambian la vida diaria

¿Se pueden quitar las marcas de acné?

¿Se pueden quitar las marcas de acné?


El acné no sólo se trata de una enfermedad que afecta la piel, también la imagen estética y por ende, la autoestima porque la mayoría de los casos presentan marcas de acné que, al igual que las lesiones se buscan ocultar. Por ello, una pregunta recurrente que surge entre los pacientes afectados es si se pueden quitar o eliminar por completo y daremos respuesta a ello.

 

 

Marcas de acné ¿Cuál es su causa?


Sin duda, tener acné resulta algo muy incómodo y difícil para las personas que lo padecen, afortunadamente es una enfermedad que se puede tratar y curar si se lleva el tratamiento adecuado para disminuir la aparición de nuevos brotes. Sin embargo, los problemas pueden seguir aún después de que las imperfecciones hayan desaparecido.

Gran parte de los casos de acné presentan las molestas marcas que deja este padecimiento, pero ¿por qué salen? Cuando aparece un barro, la atención se fija en él y lo que se busca a toda costa es ocultarlo y para “lograrlo” se manipula la piel de manera agresiva, pero lo único que se consigue es afectar más la lesión y aumentar las posibilidades de dejar una marca.

Por otro lado, esas marcas de acné que suelen ser de un tono rojizo o marrón aparecen debido a la pigmentación que afecta el color natural de la piel. Se les conoce como manchas de hiperpigmentación postinflamatoria (HPI) y reciben ese nombre porque se presentan cuando la inflamación ha bajado.

Cuando aparecen lesiones inflamatorias en la piel, estas provocan que los melanocitos, las células encargadas de producir melanina (pigmento natural de la piel), lo produzcan en mayor cantidad. En palabras más sencillas, la hiperpigmentación es la respuesta a una lesión inflamatoria como el acné; las manchas aparecen debido a que se acumula una cantidad excesiva de melanina en el área dañada. Esta alteración puede afectar a todos los tipos de piel, pero se presenta con mayor frecuencia en personas de piel oscura y puede agravarse con la exposición al sol. 

 

 

Manchas de acné vs Cicatrices


Además de las marcas de acné que aparecen a causa de la HPI, la consecuencia más grave son las cicatrices que puede dejar esta enfermedad, las cuales también guardan cierta relación con la mala costumbre de estar presionando o pellizcando los barros para intentar desaparecerlos.

En términos clínicos, cuando la capa más expuesta de la piel (epidermis) está dañada, las capas más profundas también resultan afectadas y empiezan a formar fibras de colágeno, las cuales se encargan de rellenar el área afectada desde el interior hacia el exterior y con este tejido se puede curar la lesión, pero esto deriva en la aparición de cicatrices.

El acné puede provocar la aparición de diferentes tipos de cicatrices, entre las que se encuentran:
 
  • Cicatrices atróficas. Estas cicatrices se observan como hundimientos en la piel, se desarrollan porque se liberan enzimas que rompen las fibras de colágeno. Existen tres tipos en “caja, rollo y pica hielo”.
 
  • Cicatrices hipertróficas. A diferencia de las anteriores, estas cicatrices se caracterizan por presentar una elevación en la piel. En la zona donde había lesiones inflamatorias, la piel genera una mayor cantidad de fibras de colágeno. 
 
  • Cicatrices queloides. Estas cicatrices tienen forma de gusano y no son proporcionales al daño de la piel; son rojas, duras y en ocasiones se acompañan de comezón. 

¿Se pueden eliminar las marcas de acné?



Esta es la pregunta que muchos pacientes con acné se hacen de manera recurrente debido a que además de los barros, las cicatrices se vuelven algo vergonzoso e incómodo que afecta su propia percepción y la de las demás personas, por lo que buscan cualquier tipo de método que les ayude a eliminarlas por completo.

Desafortunadamente, las cicatrices no se pueden borrar por completo, aunque con el tiempo logran reducir su tamaño y visibilidad. Pero ojo, lo anterior está sujeto a diversos factores como la edad del paciente, el tipo de acné que presenta y la profundidad de sus lesiones.

Lo más recomendable es acudir con un dermatólogo, quien puede identificar el tipo de marcas de acné que presenta cada caso en particular y con ello, determinar el método ideal para ayudar a disminuir su visibilidad. Existen múltiples formas de tratar las manchas y cicatrices causadas por acné.

 

 

Protector solar


Un protector solar de amplio espectro debe ser parte de la rutina de cuidados diarios de todas las personas que padezcan o no acné debido a que ayuda a proteger la piel de los rayos UV. En el caso de las personas que tienen manchas de acné, no sólo las ayuda a crear una barrera protectora, también ayuda a regular la melanina inducida por el sol.

Incluso en el mercado hay algunos protectores solares que aclaran las manchas. Algunos otros tienen una fórmula con color que unifica la piel, mientras la protegen.


Cremas


Aún no existen cremas que quiten las manchas de acné de manera definitiva, pero sí resulta útil incluir dentro de la rutina de limpieza y cuidados, un producto tópico no comedogénico que hidrate y repare la piel y al mismo tiempo, disminuya la aparición de nuevas lesiones.


Peeling químico


Un peeling es un proceso en el que se somete la piel a una exfoliación por medio de sustancias químicas que ayudan a disminuir manchas y cicatrices ocasionadas por acné. Dentro de las sustancias que se emplean para ello se encuentran el ácido salicílico y el ácido tricloroacético (TCA).

Ambos se usan en la concentración indicada por el dermatólogo y bajo este proceso, removerán la capa más superficial de la piel, quitando el pigmento y las marcas de acné. Una vez que se regenera la piel por completo logra tener una mejor apariencia.

Este tipo de tratamientos no son los ideales para todos los pacientes, ya que al ser sustancias ácidas pueden dejar la piel muy sensible, tirante y/o irritada. Cuando se somete a un peeling no se recomienda la exposición al sol, ya que la piel puede pigmentarse. 

 

Láser


Uno de los tratamientos más innovadores de los últimos tiempos es el láser que consiste en aplicar un láser que permite eliminar la capa superior de la piel y tensar la capa media. Es un método que se puede adaptar a cada paciente según su tipo de acné y la profundidad de sus lesiones.

El impacto del láser genera una especie de “puentes” sobre la piel y produce un efecto de exfoliación que ayuda a eliminar las secuelas de acné. Este proceso lo debe llevar a cabo un dermatólogo y se necesitan varias sesiones para obtener resultados visibles.

Microdermoabrasión


Para este método se emplea un instrumento especial que posee diferentes cabezales rotatorios con puntas de diamante o aluminio que al pasarlo sobre la piel ayudan a eliminar las células muertas, los daños causados por el sol y disminuir las marcas de acné. Este tratamiento indoloro también debe adaptarse a cada caso debido a que hay personas que pueden requerir una exfoliación más profunda que elimine la última capa de piel.