Cuidados que cambian la vida diaria

Tratamiento para cabello seco, maltratado y quebradizo

Cuando el cabello se vuelve quebradizo y opaco, lo más recomendable es buscar un tratamiento para cabello seco que le devuelva el brillo y le aporte nutrientes que lo hagan más resistente a otros daños, por ejemplo, la caída. Existen diferentes causas por las que el pelo puede maltratarse, es importante conocerlas para elegir el producto que más te convenga y te brinde mejores resultados.

Cabello seco, ¿a qué se debe?

El cabello, al igual que la piel, puede reflejar tu estado de salud, por eso es recomendable que prestes atención a las señales que aparecen cuando el pelo comienza a dañarse: caída, quiebre, un color opaco o seco al tacto. En este último caso, hay diversos factores que influyen en la deshidratación del cabello, como fumar o consumir ciertos medicamentos, por eso vale la pena que sepas a qué se debe esta condición capilar. 

Lo primero que debes considerar es que la estructura de tu cabello es la base sobre la cual recae su salud, o en su defecto, los daños. Esta anatomía capilar es vital para entender qué necesita tu pelo cuando ya presenta problemas, entre ellos, la resequedad. 

De acuerdo con la Federación de Enseñanza de Andalucía, el cabello “es una estructura filamentosa implantada en una cavidad de la epidermis denominada folículo piloso. Cada uno de los pelos consiste en una raíz ubicada en un folículo piloso y en un tallo que se proyecta hacia arriba por encima de la superficie de la epidermis”. 

Las dos partes en que se divide el pelo cuentan con características muy distintivas y son las siguientes: 
  • Raíz: Es donde se produce la actividad metabólica, esta parte termina en un bulbo con un hueco central donde se aloja la papila dérmica, encargada de alimentar o nutrir el cabello. 
  • Tallo: Se considera como la parte principal del pelo, está formada por tres elementos, el primero es la médula, ubicada en la parte central y compuesta por células poco pigmentadas; la corteza, es la encargada de darle sus propiedades mecánicas al pelo, y finalmente la cutícula, una parte esencial. 
La cutícula es la parte más superficial del cabello, se considera como una capa que lo protege de daños físicos y químicos, también se encarga de darle brillo. Por lo tanto, es la parte que necesita de un cuidado especial para que mantenga su buen estado. 

En el caso del cabello seco, una de sus causas se encuentra precisamente relacionada con la cutícula. Cuando hay un debilitamiento en la composición de las moléculas de queratina, presentes en el tallo piloso, provoca que las escamas que protegen la cutícula impidan el paso natural del sebo hasta las puntas.

Generalmente es fácil distinguir un pelo seco porque es propenso a tener las puntas abiertas y es áspero, esto es una consecuencia del desequilibrio que hay en las glándulas sebáceas, lo que deriva en una mala lubricación de la fibra capilar. 

Además de estas causas fisiológicas, existen otros factores que contribuyen a la aparición de la sequedad capilar, entre los cuales se encuentran las condiciones ambientales, ya que las partículas contaminantes que hay en el aire llegan hasta el cabello, dañando las escamas protectoras que tiene el cuero cabelludo, dándole al pelo una apariencia opaca, quebradiza y con las puntas abiertas. 

A nivel ambiental también se cree que el agua de mar perjudica la calidad del cabello, esto sucede porque el agua marina contiene 3.5% de sales minerales que al cristalizarse debilitan el cuero cabelludo, resecan el pelo y propician su quiebre. 

Los factores mecánicos y químicos también intervienen en la resequedad del cabello, con esto nos referimos al uso de aparatos para alisarlo, secarlo con calor u ondularlo; aunque es común el uso de secadoras, planchas y cepillos térmicos, su calor estropea la queratina, una proteína que resiste altas temperaturas en seco, pero su exposición continua a estos objetos la daña más de lo que crees. 

En condiciones normales un cabello seco soporta hasta 140º, pero hay aparatos para peinarlo que alcanzan los 200º, es ahí cuando la queratina no resiste el daño y es fácil de notar porque el pelo se hace frágil y comienza a perder brillo. Lo aconsejable es que no utilices calor todos los días para peinarte y que esperes a que tu cabello esté seco, además de utilizar algún protector térmico. 

Dentro de los factores químicos para que el cabello se vuelva seco están los tintes y los decolorantes, los cuales afectan su equilibrio natural al quitarle brillo y fuerza, esto sucede porque la grasa capilar que lo cubre ya no es capaz de protegerlo y el daño empieza a ser notorio. 

Ante esta situación, lo más común es buscar un tratamiento para cabello seco que actúe contra todos estos daños, ya que el pelo es parte importante de la imagen personal y también necesita cuidados específicos que mantengan su salud, o por el contrario, le devuelvan su brillo y suavidad.
 

¿Sólo las mujeres son propensas a tener cabello seco?

Si bien es cierto que el cabello seco llega a ser una mayor preocupación para las mujeres, los hombres también son propensos a sufrir este tipo de daños. Las causas son igual de variadas, una de ellas está relacionada con el agua muy caliente a la hora de bañarse, ya que esta elimina la grasa natural que tiene el pelo, dejándolo sin protección contra la resequedad.

De acuerdo con un artículo de El País, entre las desventajas en el cabello de los hombres está la falta de elasticidad y resistencia; sin embargo, destacan el poco o nulo uso de tintes, extensiones y aparatos térmicos, con lo cual evitan que el daño por resequedad sea mayor. 

Los hombres “no suelen utilizar coloraciones, tratamientos químicos, secadoras o planchas, por ello el cabello se mantiene más sano. Las mujeres agredimos más intensamente a nuestro pelo con tintes, mechas, permanentes, y esto hace que se vuelva más frágil y quebradizo”, añade El País. 

Pueden notar que su cabello se vuelve áspero por factores químicos, como el uso de shampoos inadecuados, lo ideal es que busquen aquellos que están creados con ingredientes específicos para el pelo seco y acompañar este uso con otros cuidados, como peinarse con un cepillo de cerdas naturales y no frotarlo con la toalla.

Hay que tener en cuenta que la sequedad capilar es una alteración que provoca cambios en la estructura de las escamas que tiene la cutícula del pelo, dándole un aspecto áspero, quebradizo y sin brillo. Estas características las pueden notar tanto hombres como mujeres, y cuando eso sucede, es vital buscar un tratamiento que haga un cambio significativo en dichas condiciones.

Afortunadamente en el mercado existen productos que se ajustan a las necesidades de hombres y mujeres, al elegir un tratamiento para cabello seco tienen la posibilidad de volver a presumir una cabellera llena de brillo. 
 

¿Tu cabello es seco o reseco?

Generalmente un cabello normal se caracteriza por no estar demasiado seco ni demasiado graso, hay un equilibrio en el sebo que produce y esto favorece que haya una mejor protección para todo el pelo. Además, al tocarlo es suave y no se enreda, por lo que es fácil de peinar y a simple vista luce brillante. 

Sin embargo, a veces existe una confusión entre el cabello seco y reseco, ¿se trata de lo mismo o existe alguna diferencia? En realidad son dos condiciones distintas, el aspecto seco puede aparecer en el pelo virgen, no solo en los que han pasado por procesos químicos, y además de la falta de brillo es muy escrispado.  

Mientras que el cabello reseco es aquel que presenta mayores daños, los cuales se agudizan con el uso de aparatos térmicos o tintes capilares, que lo dejan totalmente deshidratado, quebradizo, con las puntas abiertas y muy eléctrico. 

En ambos casos, existe la posibilidad de buscar un tratamiento para cabello seco, ya que esta condición puede revertirse, lo cual es una gran noticia para las mujeres (y hombres) que se preocupan por tener un pelo saludable. 
 

Remedios caseros vs tratamientos dermatológicos

La salud capilar es un tema de interés para las personas, ya que a todos nos gusta lucir un cabello bonito; sin embargo, algunos hábitos como el uso diario de aparatos térmicos o la aplicación continua de tintes, hacen que el pelo luzca apagado, encrispado y poco saludable. 

En este caso es lógico que se busque un tratamiento para cabello seco que acabe con estos daños, pero es importante que tengas cuidado de los productos que eliges, ya que en internet se pueden encontrar remedios caseros que prometen reparar el pelo en poco tiempo, generalmente hechos con alimentos como la miel.

Sin embargo, debes de tener en cuenta que los dermatólogos no recomiendan este tipo de remedios, ya que no tienen los activos que el cabello necesita para obtener una verdadera reparación, sin mencionar que los ingredientes con los cuales se elaboran podrían llegar a irritar el cuero cabelludo. 

Cuando existe un problema de cabello seco lo más recomendable es visitar al dermatólogo, ya que ellos realizan una exploración de las condiciones en que está tu cabello, y de acuerdo con el daño, van a indiciarte un tratamiento hecho con ingredientes especiales para el problema del cabello seco. 

Los tratamientos de los expertos, por lo regular, son productos capilares suaves, hechos con sustancias que aportan hidratación y nutrición a las fibras de queratina, a fin de que la película hidrolipídica del pelo se regenere. Es común que recomienden shampoos y acondicionadores que reparan el cabello desde la raíz, además existen otros productos que funcionan como cremas que actúan como una barrera protectora durante todo el día. 

Para complementar, puedes hacer pequeños cambios a tu rutina, por ejemplo, usar con menos frecuencia las planchas y secadoras, y si lo haces, procura que tu cabello esté completamente seco. También puedes dejarlo descansar de tintes y decoloraciones, así será más fácil que recupere su fuerza e incluso que se quiebre menos.
 

Shampoo para cabello seco en Ducray

La innovación es algo que define a Ducray, somos una marca con amplia experiencia en la creación de productos dermatológicos entre los que se encuentra un tratamiento para cabello seco que combate diferentes tipos de daños, entre ellos el causado por factores ambientales o por el uso inadecuado de aparatos calientes.

La línea Nutricerat está compuesta de dos productos, el primero es el shampoo tratante nutritivo, especial para cabello seco, que lo nutre desde la raíz hasta las puntas y le aporta suavidad. Estos beneficios se deben a los ingredientes de este shampoo, entre los que destaca un agente voluminizador y desenredante. 

Otros ingredientes en este producto son el complejo relipidante, conocido porque ayuda a mantener la hidratación de la fibra capilar, y una base lavante enriquecida con agentes envolventes, que protegen al pelo de la temperatura y los daños asociados con el sol. 

La principal característica de este shampoo es que aporta sustancias nutritivas que resultan indispensables para devolverle el brillo al cabello, por eso lo más recomendable es utilizarlo dos veces por semana, durante seis semanas, para notar sus beneficios. 

Dentro de la línea Nutricerat se encuentra otro tratamiento para cabello seco, se trata de la emulsión diaria nutritiva, un producto que está diseñado para reestructurar las puntas muy secas y dañadas por el sol, la aplicación de tintes o el uso de shampoos inadecuados.

Esta emulsión contiene activos como la manteca de illipé, famosa por su acción hidratante y restauradora en el cabello, además de un complejo relipidante, polímeros, fluidos protectores y sustancias envolventes que forman una barrera protectora en el pelo. 

Gracias a todos estos ingredientes la emulsión Nutricerat es un buen aliado para reparar y proteger las puntas abiertas del pelo seco, dejándolo flexible, nutrido y suave. Otra de sus ventajas es que se puede utilizar todos los días ya que no necesita enjuagarse. 

Con esta rutina de cuidado de la línea Nutricerat, el cabello seco recobra paulatinamente su brillo natural, además queda manejable y poco eléctrico, para que lo luzcas sin temor a que se note maltratado.