Cuidados que cambian la vida diaria

Tratamientos para la Psoriasis

Los diferentes tratamientos disponibles para la psoriasis son:

Tratamientos locales

Los geles, cremas, ungüentos y pomadas suelen ser el primer tratamiento que se asigna para aliviar la enfermedad. Los corticoesteroides pueden ser indicados para disminuir la inflamación. 

Los productos derivados de la vitamina D, mismos que pueden estar combinados o no con corticoesteroides se usan para atacar la diferenciación de los queratinocitos, al inicio del tratamiento pueden causar irritación, pero disminuye conforme se usa el tratamiento. 
 

Fototerapia

La fototerapia es parte de los distintos métodos para tratar la psoriasis, consiste en utilizar radiación ultravioleta de tipo A o B, las cuales tienen una acción antiinflamatoria e inmunosupresora. Ayuda a luchar contra las distintas formas de la patología y se puede usar en combinación con otros medicamentos.

No tiene ninguna relación con las cabinas de bronceado. La fototerapia se usa principalmente en adultos y las sesiones deben realizarse bajo supervisión médica con una frecuencia de 2 o 3 sesiones por semana durante el tiempo indicado porque es importante recordar que el exceso de luz UV también afecta la piel.
 

Medicamentos 

Adicionalmente a los tratamientos locales, el dermatólogo puede recetar medicamentos orales para combatir la psoriasis, entre los que se encuetran:
  • Metotrexato. Se puede encontrar en comprimidos o inyecciones. Limita la proliferación celular, pero puede tener efectos secundarios como caída del cabello, problemas digestivos, etc.
  • Ciclosporina. Es un inmunosupresor, su uso no se puede prolongar por mucho tiempo debido a que puede causar toxicidad renal, pero un tratamiento de 1 o 2 años puede limitar la actividad de la enfermedad.

Terapia biológica

Existen diversos fármacos que bloquean de forma específica distintas sustancias inflamatorias involucradas en la patología de la psoriasis; los cuales se utilizan en formas severas de la enfermedad, con repercusión en la calidad de vida o que no responden a otros tratamientos.