Cuidados que cambian la vida diaria

Mitos y realidades del acné

Mitos y realidades del acné

El acné es tan frecuente, que es habitual que existan muchos mitos en relación a su origen y su tratamiento.
A continuación te platicamos algunos de ellos:

 
Mito Realidad
El acné sale por comer chocolates y alimentos grasosos como los cacahuates. El chocolate y los cacahuates no generan de forma directa lesiones de acné. En cambio, está relacionado con una ingesta elevada en carbohidratos con índice glucémico alto.
Si me lavo la cara muchas veces al día disminuyen los granitos de acné. El lavar la cara muchas veces al día, altera el pH de la piel, lo cual propicia  mayor cantidad de granitos.
El acné es una enfermedad contagiosa. Aunque en el acné interviene una bacteria, las lesiones no son contagiosas a ninguna otra persona, incluso en una convivencia cercana
Si te exprimes un granito salen mayor cantidad de lesiones de acné. La manipulación de un granito no genera mayor cantidad de acné; sin embargo, al intentar exprimirlos se puede generar mayor inflamación de la zona afectada
Tomar vitaminas ayuda a disminuir las lesiones del acné. La mayoría de complejos vitamínicos contienen B6 y B12 las cuales incrementan el tamaño de la glándula sebácea y la producción de sebo, por lo que generan mayor cantidad de granitos 
Los suplementos que recomiendan en los gimnasios no se relacionan con los brotes de acné. Algunos de los suplementos que recomiendan en los gimnasios, como proteína en polvo, esteroides y otras sustancias anabólicas como la testosterona, actúan directamente en la glándula sebácea generando mayor número de puntos negros y granitos.
El acné sólo lo padecen adolescentes. Existen algunos tipo de acné que pueden iniciar en otras etapas de la vida, como el acné del recién nacido, el neonatal y el del adulto.
El acné puede ser una manifestación de otra enfermedad En algunos casos, principalmente en mujeres adultas la presencia de acné puede ser un dato de que las hormonas masculinas están altas, como es el caso del síndrome de ovarios poliquísticos.
La aparición de granitos de acné se asocia  a problemas de hígado o riñón. Los granitos de acné se originan en las glándulas sebáceas, que son las encargadas de producir el sebo que humecta la piel. No tienen ninguna relación con alteraciones en el hígado, riñón u otro órgano.

Por último, otro de los grandes mitos es que el acné es una enfermedad pasajera y que no requiere tratamiento.
Esto es totalmente falso, ya que el acné es una enfermedad de la piel, de tiempo largo de evolución, que requiere tratamiento
para disminuir la inflamación de la piel y evitar secuelas como cicatrices y manchas.

Keracnyl es una gama dermocosmética, con ingredientes naturales como mirtacinaâ, niacinamida, ácido azelaico y glicólico, entre
otros, diseñada para actuar en distintos factores que generan acné: disminuyendo la producción de sebo, regulando a la bacteria
involucrada, atenuando la inflamación y disminuyendo las manchas residuales; con excelentes opciones para el acné juvenil y del
adulto. No olvides que el médico más indicado para tratar el acné es el dermatólogo.
 
Dra. María del Carmen de la Torre Sánchez
Dermatóloga
Cédula Profesional: 5729720
Cédula de Especialidad: 8567602
Contacto: docmact@yahoo.com