Cuidados que cambian la vida diaria

Hiperhidrosis

La hidrosis es una reacción natural en las personas, se considera necesaria porque por medio de la sudoración el cuerpo se mantiene fresco; sin embargo, hay ocasiones en las que la hidrosis llega a ser excesiva, dando lugar a lo que conocemos como hiperhidrosis. 

Cuando la sudoración es excesiva podría causar incomodidad en quien la padece, es un fenómeno que, de no tratarse, llega a ser vergonzoso. ¿Es posible controlar la hidrosis excesiva? sí, siempre y cuando se sigan los cuidados adecuados, como lo mostraremos en esta información. 

Uno de los objetivos que tenemos en Ducray es precisamente ayudarte a que tu vida diaria sea más plena, lo hacemos por medio de productos que le aportan salud a tu piel y a tu cabello. 
 
¡Trabajamos para brindarte cuidados que cambien tu vida diaria! 

Nuestra marca surgió en 1931, gracias a Albert Ducray, un hombre visionario que inventó shampoos dermatológicos con el propósito de ayudar a las personas que necesitaban cuidar de su cabello. Su visión de contribuir a una salud integral se ha mantenido hasta nuestros días, por eso nuestra gama de productos se enriqueció con serums y cremas. 

Para la hidrosis y otras afecciones como la hiperpigmentación y el fotoenvejecimiento, tenemos soluciones que están avaladas por investigaciones científicas, para que tengas la seguridad de que en Ducray nuestro principal interés es que tu rutina diaria sea totalmente efectiva. 

¿Qué es la hiperhidrosis?

En los humanos, la transpiración es un fenómeno natural que sirve para regular la temperatura, pero en algunos casos este mecanismo es hiperactivo, es decir, se produce una cantidad excesiva de sudor, lo que comúnmente se conoce como hidrosis.
 
La palabra hiperhidrosis, que describe a esta alteración, es de origen griego y significa “demasiado sudor”. Las personas que presentan esta condición llegan a sentir mucha vergüenza, ya que es algo muy notorio; sin embargo, ya existen tratamientos que regulan esta producción excesiva de sudoración (hidrosis). 
 
Cuando la secreción de sudor excede el volumen requerido para regular la temperatura corporal, podría causar un impacto significativo en la vida cotidiana de las personas, quienes podrían tener alguno de los tipos de hidrosis que existen, como lo veremos a continuación. 
  • Hidrosis localizada: La afectación se presenta en una parte del cuerpo, generalmente es en las axilas, las manos o los pies. También se conoce como hiperhidrosis primaria, ya que no se ha determinado su causa concreta, pero es un problema que puede ser genético. Es posible que las personas lo noten desde la adolescencia y al llegar a la edad adulta, desaparezca gradualmente, aunque el estrés y el calor intenso son factores que contribuyen al aumento de la hidrosis . 
  • Hidrosis generalizada: En este caso, la sudoración se presenta en todo el cuerpo y generalmente se trata de un síntoma secundario de otras afecciones. También es posible que ciertos medicamentos provoquen la producción excesiva de sudor en algunas personas, por lo que es indispensable la visita a un especialista para que sea él quien determine el tipo de hidrosis que sufre un paciente.
La gravedad de este fenómeno puede ser determinada por un especialista, a través de una evaluación en el impacto que tiene dicha transpiración en la vida diaria, desde la que pasa desapercibida hasta aquella que es intolerable e incluso provoca depresión por ser muy notoria. 
 
En Ducray sabemos que la sudoración excesiva podría ser un complejo para ti, es por eso que trabajamos para brindarte productos que te hagan sentir una mejoría, tanto a nivel dermatológico como personal, queremos que vuelvas a sentir confianza y que nada altere tu rutina diaria. 
 
Estamos comprometidos con tu bienestar, eso nos motiva a entregarte cremas que vayan acorde con los beneficios que estás buscando, desde nuestra fundación hemos puesto como prioridad la satisfacción de los consumidores, eso nos ha colocado como una marca de confianza y pionera en su área. 

Causas principales de la hiperhidrosis

Una parte importante del trabajo que realizamos en Ducray es informar, para que puedas elegir el tratamiento que te ayude a superar diferentes afecciones, entre ellas la hidrosis. Por lo tanto, es indispensable que conozcas cuáles son las causas que llevan a la sudoración excesiva. 

En ocasiones, la transpiración excesiva puede llegar a durar más de seis meses y aparece sin una causa aparente, afecta principalmente áreas simétricas del cuerpo: axilas, manos y pies; aparece al menos una vez cada semana y regularmente la hidrosis excesiva se reduce mientras duermes. 

Este sudor se produce en las millones de glándulas sudoríparas que existen en la superficie de la piel, lo común es que un adulto segregue menos de medio litro de sudor al día, y aunque podría parecer demasiado, es prácticamente imperceptible para nosotros. 

Hay situaciones en las que esta producción de sudor aumenta, por ejemplo, cuando realizas actividad física, ya que gracias a la transpiración el cuerpo puede enfriarse; esto se considera normal, pero es importante poner atención cuando la hidrosis es excesiva sin que haya factores de por medio, como climas de mucho calor. 

Entre las causas de la hidrosis se encuentra el componente hereditario, cuando varios miembros de una familia, por ejemplo, presentan sudoración excesiva en manos (hidrosis palmar).

Otras posibles causas aparecen cuando las personas tienen enfermedades y trastornos, como diabetes, cáncer, infecciones en el sistema nervioso, bajos niveles de azúcar en la sangre y en el caso de las mujeres, cuando pasan por la menopausia. 

La hidrosis puede tener diferentes causas, pero con el apoyo de un especialista es posible determinar qué la provoca y a partir de eso, seguir un tratamiento que controle la sudoración excesiva. 

Entre los productos que los dermatólogos recomiendan por su efectividad para controlar el sudor excesivo se encuentra la gama Hidrosis Control de Ducray, creada por nuestros laboratorios especializados que avalan la calidad de estas cremas. 

Hiperhidrosis en las manos

Una de las manifestaciones que tiene esta sudoración excesiva es la hidrosis palmar, es el tipo de hidrosis más común y por lo regular aparece de manera impredecible. 

La sudoración excesiva en las palmas de las manos (hidrosis palmar) afecta a hombres y mujeres, incluso aunque no estén en ambientes muy calurosos o atraviesen por situaciones emocionales que les provoquen ansiedad. 

Uno de sus síntomas es la aparición de sudor, de forma simétrica, en ambas manos, lo cual las hace lucir pálidas y sentirse húmedas al tacto. De hecho, esto puede llegar a ser vergonzoso cuando se manipulan objetos y documentos, o simplemente cuando se estrecha la mano de alguien. 

Ese es uno de los principales efectos que tiene la hidrosis excesiva, que perjudica aspectos de la vida diaria de quien la padece, pues algo tan simple como saludar a un amigo, se vuelve un episodio que causa miedo y estrés. 

La buena noticia es que existen productos aptos para combatir este tipo de hidrosis, los cuales se encargan de normalizar el exceso de sudoración sin dañar la piel de las manos. 

En Ducray te recomendamos este tipo de cremas porque al mismo tiempo que controlan el sudor, cuidan la piel de tus manos, como lo hace la crema anti-transpirante Hidrosis Control para pies y manos. 

Síntomas de la hiperhidrosis

Existen situaciones, como el nerviosismo, que podrían provocar una sudoración de las manos; sin embargo, la hidrosis se manifiesta con otros síntomas a los que se deben de poner atención. 

El objetivo de Ducray, al crear productos capaces de controlar esta hidrosis excesiva, es ayudarte a que tu vida diaria sea más agradable, ya que esta afección es muy visible y por lo tanto vergonzosa. 

Los parches de sudor que llegas a encontrar en la ropa, aunado a tus manos húmedas que te hacen sentir pena cuando manipulas documentos, podrían llegar a tener consecuencias psicológicas y sociales. 

A continuación enumeramos algunos de los síntomas que indican una posible condición de hidrosis.

El primero de ellos es la transpiración excesiva en los pies, en ocasiones el calzado provoca calor y humedad, lo que favorece el desarrollo de hongos y bacterias relacionados con la sudoración. 

Además, estas bacterias no solo provocan mucho sudor, también causan infecciones en las palmas de los pies y alrededor de los dedos, así que es importante usar calzado cómodo y fresco. 

Otro síntoma de la hidrosis excesiva, a menudo fácil de detectar, es el mal olor, que aparece como una consecuencia de las bacterias que habitan en la superficie de la piel, cuando estas alteran los componentes del sudor y producen las moléculas que causan los olores desagradables. 

Estos síntomas son notorios, para la persona que tiene hidrosis y para todos los que estén a su alrededor. Desafortunadamente esto genera un impacto negativo en su vida personal, haciendo que aparezcan otros problemas como la depresión. 

Por eso, en Ducray te recomendamos que al primer síntoma que detectes de hidrosis excesiva, acudas con un especialista para que pueda darte un diagnóstico oportuno, y que acompañes tu tratamiento con nuestras cremas diseñadas para combatir la hiperhidrosis. 

Probables complicaciones de la hiperhidrosis

Hasta el momento hemos mencionado que la hidrosis puede estar asociada con otros padecimientos como la diabetes, pero también es conveniente señalar que podría tener ciertas complicaciones que van de lo físico a lo emocional. 

Infecciones

Las infecciones en la piel son una de las consecuencias de esta alteración de hidrosis, se debe a las bacterias que hay en las palmas de manos y pies, que obtienen los componentes segregados por el sudor y los descomponen, dando lugar a malos olores y otras molestias, entre ellas la psoriasis. 

Una de las enfermedades más comunes de la piel es justamente la psoriasis, se caracteriza por las escamas y manchas rojas que provoca, las cuales llegan a ser dolorosas. 

La hidrosis excesiva puede llegar a empeorar este padecimiento, debido a que afecta principalmente a la piel de las axilas y zonas más pequeñas de las manos y de los pies. 

Entre las complicaciones que podrían presentarse a causa de la hidrosis está el eczema dishidrótico, es decir, un tipo de dermatitis crónica que afecta manos y pies, tal y como lo hace la transpiración en exceso. 

Vale la pena señalar que este eczema provoca la aparición de vesículas en las palmas de las manos, así como en las plantas de los pies, lo que conlleva a una sudoración sobre un fondo atópico. 

Para tratar tanto las infecciones como la hidrosis, es recomendable que visites a un dermatólogo para que pueda indicarte el mejor tratamiento, aquel que se apegue a tus síntomas y posibles causas. 

Como empresa dedicada al cuidado de la piel, lo que buscamos es que sientas la confianza de vivir sin miedos, por ejemplo, que puedas practicar tu deporte favorito con la seguridad de que el sudor en exceso no volverá a aparecer. 

Para Ducray es importante que tu bienestar sea integral, que no abarque sólo el aspecto físico de la piel, sino que involucre lo psicológico, pues padecimientos como la hiperhidrosis podrían afectar la autoestima de una persona. 

Problemas sociales o emocionales

Las consecuencias emocionales de la hidrosis son otro punto al que se debe poner atención, ya que aquellas personas que la padecen se enfrentan a situaciones diarias que los hacen sentir incomodidad. 

En la escuela, en el trabajo o incluso con la familia, alguien que presenta un sudor excesivo tiende a aislarse por temor a las burlas o momentos bochornosos. Tareas que parecen sencillas como firmar un documento y entregarlo, pueden ser complicadas para alguien con hidrosis palmar.

Después de visitar a un especialista y seguir el tratamiento recomendado, las personas pueden notar mejoría en su piel y en su autoestima, pues recobran la confianza para hacer actividades como bailar con la pareja. 

Tratamiento para la hiperhidrosis

La hidrosis no tiene que detener tu vida diaria, es posible que por medio de un buen tratamiento, la sudoración excesiva disminuya. Una de las alternativas que más te pueden ayudar es la que te brindamos en Ducray, con nuestra gama de productos diseñados para combatir esta afección. 

Soluciones antitranspirantes

La higiene es una de las mejores formas que existen para tratar la hidrosis, para potenciar sus beneficios es recomendable usar productos que tengan ingredientes activos anti-transpirantes, porque enmascaran los olores y su contenido de sales de aluminio controlan la cantidad de sudor que se produce. 
 
Las sales de aluminio (cloruro, hidróxido de cloruro, acetato, gluconato, benzoato y salicilato) son efectivas porque al entrar en contacto con el sudor, forman una especie de tapón en el orificio de las glándulas sudoríparas, que las pone en reposo cada vez que se aplican productos con este ingrediente. 
 
Uno de los mejores productos para la hidrosis excesiva es el roll on anti-transpirante de Ducray, que contiene sales de aluminio y otros activos que te ayudan a capturar los olores, absorber la humedad y purificar la piel de tus axilas. 

Iontoforesis

Este tratamiento está enfocado en pacientes que sufren de una hidrosis excesiva en manos y pies. Consiste en sumergir dichas extremidades en una tina con agua que lleva una corriente eléctrica muy débil, la cual forma pequeños tapones en los orificios de las glándulas sudoríparas. 

Toxina botulínica

Esta toxina, popularmente conocida como botox, puede ayudar a combatir la hidrosis, para ello se tiene que inyectar en las áreas afectadas por la sudoración excesiva, con la finalidad de bloquear las glándulas sudoríparas. 
 
Es conveniente señalar que los resultados son temporales, para que surtan el efecto deseado las inyecciones se deben de repetir cada cuatro o seis meses. 

Tratamientos medicinales

Otra forma de combatir la hidrosis es por medio de tratamientos anticolinérgicos orales, que disminuyen la producción de sudor, pero tienen algunos efectos secundarios, entre ellos, estreñimiento, taquicardia y problemas de visión. 

Cirugía

Los tratamientos para la hidrosis excesiva descritos anteriormente no son tan invasivos como una cirugía; sin embargo, esta es otra alternativa para controlar la sudoración que se produce en exceso, sobre todo en las axilas. 
 
Debes de saber que para someterte a cualquier cirugía, primero tienes que consultar a un médico especialista, quien te puede decir si eres un candidato para la simpatectomía. 

Simpatectomía torácica

Esta operación para disminuir los efectos de la hidrosis, consiste en cortar el nervio que regula la actividad de las glándulas sudoríparas, para ello el cirujano tiene que “desinflar” el pulmón del lado donde hará las incisiones, a fin de que el aire no entre durante el proceso quirúrgico. 
 
Una vez que se realiza el corte los nervios que controlan la sudoración, se cierran las incisiones con puntos de sutura y se pone al paciente en completo reposo por algunos días. Esta cirugía tiene algunos efectos secundarios, el principal de ellos es la aparición de hidrosis compensatoria en otras partes del cuerpo. 

Láser

La simpatectomía láser es un tratamiento que utiliza luz para destruir las glándulas sudoríparas que causan la hidrosis en exceso, es un método relativamente nuevo que llega a ser doloroso, por lo que es necesario administrar anestesia para llevarlo a cabo. 
 
La elección del mejor tratamiento que te permita disminuir los síntomas de la hidrosis dependerá de la evaluación que haga un médico especialista de tu caso, pues la finalidad es que obtengas beneficios y no efectos secundarios que empeoren tu problema. 
 
Una forma sencilla y eficiente de cuidarte todos los días, y de complementar tu rutina, es la que te ofrecemos en Ducray, con la crema Hidrosis Control para manos y pies, que evita las irritaciones y limita la proliferación bacteriana causada por el sudor excesivo. 
 
¡Con nuestros productos obtendrás beneficios que cambiarán tu vida diaria! 

Nuestras Rutinas de Cuidado

Mi rutina
Anti-transpiración

Acción sobre la transpiración excesiva en axilas, manos y pies.

Probar esta rutina > Anti-transpiración > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >