Cuidados que cambian la vida diaria

¿Cuál es el mejor tipo de crema para la psoriasis?

La piel de las personas con psoriasis suele ser sensible y estar fragilizada por las sucesivas crisis. Debe recibir cuidados a diario, antes, durante y después de los brotes inflamatorios. La aplicación de una crema hidratante, disponible sin receta, es muy útil en caso de psoriasis para combatir la sequedad, suavizar la piel, reforzarla y hacer que esté más cómoda, así como para reducir el picor, aliviar la irritación inducida por los distintos tratamientos y espaciar la frecuencia de los brotes.

Prefiere la fórmula más simple

La composición de una crema hidratante “especial para la psoriasis” debe ser lo más neutra y simple posible. El objetivo es aliviar la psoriasis, ¡no agredir aún más la piel! Por ejemplo, es mejor elegir unas referencias cuya tolerancia se haya demostrado y validado en estudios. Algunas cremas para la psoriasis están enriquecidas con activos queratorreductores que suavizan las zonas con grosor, ablandan las escamas y favorecen su eliminación durante los brotes en las áreas tratadas. Fuera de los brotes y las placas de psoriasis, es preferible aplicar cremas sin agentes queratorreductores para evitar agredir la piel “sana”. Algunas cremas contienen activos antiinflamatorios específicos que permiten controlar la inflamación subcutánea de la piel “sana” de los pacientes con psoriasis, para ayudar a espaciar la frecuencia de los brotes.

Consejos de aplicación de las cremas para la psoriasis

La crema hidratante debe aplicarse a diario, una o varias veces según sea necesario. En período de crisis, alternar entre la crema hidratante y la crema medicamentosa recetada por el médico permite mejorar la tolerancia y la eficacia de esta última. Por ejemplo, se puede aplicar el hidratante por la mañana y el tratamiento recetado por la noche. En período de remisión, ¡¡no hay que dejar de aplicarse la crema!! Al contrario, debe aplicarse a diario y a discreción para reparar y reforzar la piel.
 
Ponerse crema no debe verse como una tediosa obligación, debe convertirse simplemente en un hábito, como lo es levantarse por la mañana o acostarse por la noche. Hay que elegir la textura que mejor se adapta a nuestras necesidades y deseos, y cambiarla si deja de satisfacernos. La mejor crema para la psoriasis es la que se aplica todos los días. ¿Lo ideal? Reservarse unos minutos después de la ducha para para aplicarla generosamente sobre la piel efectuando un suave masaje. No hay que olvidarse de hidratar la cara, a veces recurriendo a una crema más ligera, por ejemplo, para poder usar maquillaje justo después. El mejor momento para aplicarse el cuidado depende de cada uno, no tiene por qué ser forzosamente por la noche si la persona tiene más tiempo para cuidarse por la mañana.