Cuidados que cambian tu día a día

La dermatitis seborreica y la dieta

Hasta la fecha, no se ha establecido claramente el vínculo existente entre la dieta y la dermatitis seborreica. Las levaduras del género Malassezia se encuentran presentes de manera natural en la superficie de la piel y el cuero cabelludo y forman parte de la flora comensal con independencia de la dieta que se siga.  
 

Adquirir unos hábitos alimentarios saludables

Sin embargo, se ha demostrado que adquirir unos hábitos alimentarios saludables constituye una útil herramienta a la hora de combatir la dermatitis seborreica y que podría evitar la agravación de los síntomas(1) de la dermatitis seborreica. 
Pacientes que sufren de dermatitis seborreica y que han modificado su dieta coinciden en que esto es cierto y afirman que tiene un impacto positivo en la enfermedad(1)
 
Pero, ¿qué significa seguir una dieta adaptada a la dermatitis seborreica, cuáles son los alimentos que hay que favorecer y cuáles los que hay que evitar? A veces no es fácil saberlo. 
 
Una dieta equilibrada es aquella que nos aporta las vitaminas necesarias:
 
  • la vitamina A puede obtenerse en alimentos como la mantequilla, el hígado y los huevos;  
  • la vitamina C puede encontrarse en las frutas (fresas, cítricos, melón...) y las verduras (pimiento, coliflor...); 
  • y la vitamina E está presente en los aceites (de girasol, oliva, cacahuete...), las almendras, las avellanas, el aguacate...; 
  • en cuanto a los omegas 3 y 6, se encuentran en los pescados grasos y los aceites (de colza, oliva...).  
 
También es importante adoptar una dieta equilibrada en proteínas, hierro o ácidos grasos esenciales para asegurar su metabolismo. 
 
Por otro lado, hay que limitar el consumo de ciertos alimentos como las grasas saturadas (nata...), o los azúcares de absorción rápida (chucherías, pasteles...).  
 
Por último, conviene privilegiar al máximo la comida casera en vez de recurrir a platos preparados, que a menudo contienen una gran cantidad de sal y/o azúcar.  

La dieta, el sueño, los cosméticos...

Además de la dieta, que puede afectar a la piel y a la dermatitis seborreica, mantener un estilo de vida saludable en general es importante y necesario para la buena salud de la piel:
  • La falta de sueño,
  • el uso de cosméticos inadecuados
  • o la sobreexposición a los rayos UV
son todos factores que pueden fragilizar la piel.
   
Por otro lado, no conviene consumir ciertas sustancias tóxicas como el tabaco o el alcohol, ya que podría favorecer los brotes de dermatitis seborreica.  Cuando se sufre una gran dependencia de estas sustancias, no hay que dudar en hablar de ello con su médico de cabecera, que podrá brindar su ayuda y apoyo en este proceso. 

 
(1) Sarah B, Crystal H. Possible Nutrient Mediators in Psoriasis and seborrheic dermatitis. World Review of Nutrition and Dietetics. (1988), 22, págs. 153–164.

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina anticaspa DS

Actúa sobre las placas de caspa grasa con enrojecimiento y picor

Probar esta rutina > Mi rutina anticaspa DS > Ver mi rutina >

 
Anticaspa DS

Acción en la caspa grasa acompañada de picor

Probar esta rutina > Anticaspa DS > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >