Cuidados que cambian tu día a día

El acné inflamatorio

El acné inflamatorio se caracteriza por la presencia de pápulas, pústulas o nódulos, denominados así en función de su tamaño y profundidad en la piel.

¿Cómo se manifiesta el acné inflamatorio?

Las ubicaciones favoritas del acné inflamatorio y otros tipos de acné son la zona T de la cara (frente, nariz, mejillas y barbilla), la espalda y la parte superior del pecho. En las mujeres adultas, el acné inflamatorio aparece principalmente en la parte inferior de la cara.

La mayoría de los granos de acné inflamatorio son pápulas (granos rojos), pústulas (granos rojos llenos de pus) o incluso nódulos más profundos y más dolorosos que pueden transformarse en abscesos o quistes. 

El riesgo de que queden cicatrices suele ser mayor en el acné inflamatorio que en el acné retencional, sobre todo si se toquetean las lesiones.

¿Qué causa el acné inflamatorio?

Además de los fenómenos de hiperseborrea (demasiado sebo) e hiperqueratinización (demasiadas células), el acné inflamatorio es el resultado de la proliferación anormal de una bacteria llamada Cutibacterium acnes. Esta bacteria está normalmente presente en la superficie de cualquier piel, pero desempeña un papel importante en el acné. Promueve la aparición de lesiones de acné inflamatorio o la evolución de las lesiones de acné retencional (puntos negros y blancos) hacia lesiones de acné inflamatorio.

¿Cuál es el tratamiento contra el acné inflamatorio?

Tras examinar las lesiones y discutir con el paciente, el médico propondrá un tratamiento adaptado al acné inflamatorio, por vía local y/o general, que deberá seguirse correctamente para lograr que dé resultado. El acné inflamatorio y el acné retencional suelen ir asociados, de ahí el interés de un tratamiento global que tenga en cuenta ambos tipos de lesiones. 

A diario, la higiene y los cuidados deben adaptarse a la piel acneica inflamatoria: producto limpiador para limpiar y purificar suavemente la piel, crema calmante y tratante para reducir los granos de acné inflamatorio y limitar las marcas, y cuidados complementarios como una mascarilla, una loción o sticks, para ejercer una acción rápida y localizada.

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina anti-granos facial

Acción sobre los puntos blancos/rojos inflamados

Probar esta rutina > Mi rutina anti-granos facial > Ver mi rutina >

 
Mi rutina anti-puntos negros

Exfolia y limpia los poros 

Probar esta rutina > Mi rutina anti-puntos negros > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >