Cuidados que cambian tu día a día

¿Qué son los granos de acné?

Los granos de acné se presentan en una amplia variedad de tamaños y formas. En una misma cara pueden aparecer granos de acné más o menos grandes, más o menos rojos, y más o menos infectados.

¿Cuáles son las causas de los granos de acné?

El acné se produce por tres principales fenómenos: la hiperseborrea, que equivale a una hiperproducción de sebo que hace que la piel se vuelva grasa; la hiperqueratinización, que es la acumulación de células epidérmicas denominadas queratinocitos que provoca un engrosamiento de la piel; y la inflamación, que se debe a la proliferación de una bacteria llamaba Cutibacterium acnes. Es en este terreno triplemente favorable donde se desarrollan los granos, principales síntomas del acné.

Las lesiones retencionales

Estos son los primeros granos que aparecen en caso de acné, que se denomina en ese momento acné retencional o acné comedoniano. Los comedones de acné pueden ser de dos tipos: puntos negros (comedones abiertos) y puntos blancos (comedones cerrados). Se trata de granitos bastante pequeños pero que suponen un suplicio para los pacientes, que tienden a tocarlos a lo largo del día.

Las lesiones inflamatorias

Estos granos de acné se forman a partir de lesiones retencionales o aparecen directamente en el estado inflamatorio. Algunos granos de acné son pápulas: tienen un color rojo y miden menos de 5 mm. Otros granos de acné son pústulas, que son pápulas que contienen además una pequeña bolsa llena de pus visible en la superficie en forma de una pequeña punta blanquecina o amarillenta. Otros granos inflamatorios miden más de 5 mm de diámetro: se trata de grandes granos de acné, también conocidos como nódulos, que son más dolorosos y más difíciles de tratar.

Consejos generales en caso de granos de acné

Independientemente del tipo de acné, es muy importante no toquetear los granos de acné para evitar las superinfecciones y las cicatrices.  Seguir el tratamiento recetado por el médico y aplicar los cuidados diarios adaptados permitirá acabar con los granos de acné, pero es algo que requiere tiempo y perseverancia. El tratamiento de los comedones se basa en activos con propiedades queratolíticas, mientras que el tratamiento de los grandes granos de acné se basa en activos que ejercen una acción antiinflamatoria. 

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina anti-granos facial

Acción sobre los puntos blancos/rojos inflamados

Probar esta rutina > Mi rutina anti-granos facial > Ver mi rutina >

 
Mi rutina anti-puntos negros

Exfolia y limpia los poros 

Probar esta rutina > Mi rutina anti-puntos negros > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >