Cuidados que cambian tu día a día

La caída del cabello ocasional

¿Ha notado que se le cae el cabello más de lo habitual? Puede que experimente una pérdida puntual, también conocida como caída del cabello ocasional. ¿Qué es la caída del cabello ocasional y cómo acabar con ella? Examinemos la cuestión.

¿Qué es la caída del cabello ocasional?

El nombre científico de la caída del cabello ocasional es “efluvio telógeno agudo”. Es la forma más común de caída del cabello difusa, caracterizada por la aparición de un aumento de la pérdida de cabello durante la fase telógena, 3 o 4 meses después de exponerse a un factor desencadenante (parto, estrés, cansancio o déficit de minerales, por ejemplo).

El ciclo capilar se ve entonces alterado y como consecuencia se produce una pérdida del cabello precipitada, difusa y simultánea durante la fase telógena. La proporción de cabello en fase anágena pasa entonces al 70% (frente al 85% fisiológicamente), mientras que la proporción en fase telógena (fase de caída) aumenta en un 30% (frente a menos del 10% fisiológicamente). La caída del cabello puede alcanzar los 300 cabellos al día en comparación con los 25 a 60 que suele perder un cuero cabelludo normal.

Esta caída, cuya duración es inferior a 6 meses, constituye un motivo frecuente de consulta al dermatólogo y de numerosas preguntas a los profesionales de la salud, como los farmacéuticos. Esta afección considerada benigna, puede causar una profunda angustia emocional en algunos pacientes y afectar gravemente a su calidad de vida.

La alopecia ocasional: un fenómeno completamente reversible

En un cabello sano, la caída del cabello ocasional es completamente reversible. Una vez que se ha identificado y tratado el factor desencadenante, la evolución de la alopecia ocasional es siempre favorable. Con todo, hay que tener en cuenta que el cabello tarda unos 6 meses en regenerarse y que puede tardar hasta 12 meses o incluso 18 meses en volver a su estado inicial.

Un tratamiento cosmético complementario, como los suplementos alimenticios, puede resultar útil para proporcionar a los folículos pilosos una cantidad suficiente de vitaminas y minerales. Al mismo tiempo, hay que procurar tratar el cabello con delicadeza, evitando peinarse con demasiado ímpetu y huyendo de los tratamientos abrasivos.

Es mejor dejar de llevar el pelo atado para evitar los tirones que pueden fragilizarlo aún más y optar por unas fórmulas suaves de champú y acondicionador.

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina anticaída del cabello

Acción sobre la caída del cabello cronica o reactiva de los hombres y mujeres

Probar esta rutina > Mi rutina anticaída del cabello > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >