Cuidados que cambian tu día a día

Eczema en bebés y niños: zonas más afectadas

El eczema en bebés y niños se trata a menudo del eczema atópico. Las placas de eczema pueden aparecer en diferentes zonas en función de la edad. Vea aquí las zonas más afectadas por el eczema en bebés, según la edad.

Antes de los 2 años: eczema en la cara del bebé

El eczema atópico aparece en general desde los primeros meses de vida, de media en torno a los 3 meses y a veces desde el nacimiento. Se estima que entre un 60 y un 80% de los casos de eczema atópico aparecen antes del primer año de vida. El eczema en la cara del bebé es el más frecuente, pero también pueden aparecer lesiones en las zonas curvadas (convexas) los miembros, es decir, las caras externas de brazos y piernas, respectivamente, además del tronco. Las placas son a menudo muy rojas, supurativas y costrosas, incluso a veces superinfectadas. Los pliegues también se pueden ver afectados. La sequedad de la piel no es constante y se vuelve más neta en edades entre 1 y 2 años.

Después de los 2 años: eczema en el cuello del bebé

Después de los 2 años, los eczemas en el cuello del bebé son los más frecuenlas lesiones migran a los pliegues, cuello, rodillas, codos, muñecas, tobillos, pero también al nivel de las manos, párpados, labios o incluso orejas. La sequedad de la piel se vuelve fundamental, en especial en invierno. Las placas son menos inflamatorias y tienen tendencia a espesarse.

Zonas más afectadas en los niños

Independientemente de la edad del niño, las placas de eczema se asocian a menudo a una sensación de calor y a pruritos importantes. Al niño le cuesta conciliar el sueño… y a los padres también. 

El eczema atópico del niño puede complicarse con un eczema de contacto. Este eczema se distingue del eczema de la dermatitis atópica porque este no tiene un origen constitucional y se localiza en puntos en contacto con el producto. Por ejemplo: una joven afectada por eczema atópico puede no soportar la bisutería (pendientes, collares, pulseras…), simplemente por haber desarrollado una alergia de contacto al níquel contenido en dichos objetos. A veces, el eczema de contacto aparece de manera aislada, incluyendo los niños.