Cuidados que cambian tu día a día

Las mascarillas para luchar contra el acné

Independientemente de cuál sea nuestro tipo de piel, la mascarilla es un cuidado que nos gusta hacer a todos de vez en cuando, para nuestra piel y para nosotros mismos. Concretamente, las mascarillas anti-acné permiten mejorar el estado de la piel, pero deben utilizarse correctamente. 

¿Cómo actúan las mascarillas anti-acné?

Una mascarilla contra el acné debe ayudar a combatir el exceso de sebo y de brillo. Las sustancias exfoliantes desincrustan los poros obstruidos y afinan la textura de la piel. Otros activos alivian e hidratan la piel, a menudo dañada por tratamientos irritantes o secantes.

¿Cómo utilizar las mascarillas anti-acné?

La mascarilla contra el acné es un cuidado tratante y activo. Usarlo todos los días no ayuda a deshacerse del acné más rápido y puede provocar irritación o, peor aún, una sobreproducción de sebo, es decir, lo contrario del efecto deseado. ¿Cuál es la frecuencia de aplicación adecuada? Una o dos veces por semana.

Hay que aplicar la mascarilla anti-acné sobre la piel seca o húmeda, evitando la zona del contorno de los ojos. Sin embargo, no debe usarse una mascarilla contra el acné si la piel está muy irritada. Hay que dejarla actuar durante el tiempo indicado y aclarar con abundante agua. Si la mascarilla anti-acné contiene sustancias exfoliantes, hay que efectuar un suave masaje para que entren en contacto con la piel.

¿Qué hay de las mascarillas caseras para el acné?

Las recetas abundan en Internet y en las revistas. Un primer paso sería añadir un ingrediente a su cuidado habitual, por ejemplo una gota de aceite esencial de árbol de té, conocido por sus propiedades desinfectantes. Un segundo paso sería elaborar su propia mascarilla contra el acné con ingredientes naturales como la arcilla, el zumo de limón, la miel, ciertos aceites vegetales o aceites esenciales...

¡Hay recetas de mascarilla anti-acné para todos los gustos! Sin embargo, ¡cuidado! Que sea natural no quiere decir que no implique riesgos, ya que algunos ingredientes son irritantes o alergénicos... Lo mejor es probar a aplicar la mascarilla en una pequeña zona de piel antes de lanzarse por completo. En algunos artículos se propone realizar una mascarilla contra las cicatrices de acné. Puede utilizarse como tratamiento complementario, pero no debe hacer que se nos olvide lo esencial: contra las cicatrices, las mejores armas son, por un lado, el tratamiento precoz y riguroso de los granos y, por otro lado, evitar toquetearlos. 

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina anti-granos facial

Acción sobre los puntos blancos/rojos inflamados

Probar esta rutina > Mi rutina anti-granos facial > Ver mi rutina >

 
Mi rutina anti-puntos negros

Exfolia y limpia los poros 

Probar esta rutina > Mi rutina anti-puntos negros > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >