Cuidados que cambian tu día a día

¿Qué son los puntos negros?

Los puntos negros pertenecen a la familia de las lesiones retencionales junto con sus fieles compañeros, los puntos blancos. El nombre científico del punto negro es “comedón abierto”, mientras que el del punto blanco es “comedón cerrado”. Los puntos negros también se conocen como “gusanos de la piel” porque al perforarlos un filamento marrón se desprende de ellos. Los puntos negros y el acné son inseparables el uno del otro.  

¿Cómo se desarrollan los puntos negros?

Los puntos negros constituyen uno de los primeros síntomas del acné. En un principio, una microlesión denominada microcomedón aparece en la piel debido a la hiperseborrea (acumulación de sebo, piel grasa y poros dilatados) y a la hiperqueratinización (acumulación de células y engrosamiento de la piel). Esta microlesión es invisible a simple vista y acaba convirtiéndose en un punto negro o blanco. El punto negro consiste en una acumulación de desechos en un poro de la piel y la formación de un tapón que se oxida al contacto con el aire volviéndose negro. 

¿Cómo evolucionan los puntos negros?

Los puntos negros pueden romperse y extender su contenido hacia el exterior, ya sea de forma espontánea o al presionarlos con los dedos o un extractor de comedones. Los puntos negros también pueden evolucionar hacia un estado inflamatorio y formar un grano de acné rojo y doloroso. Además, los puntos negros pueden transformarse en un comedón infectado si se manipulan demasiado. 

¿Cómo tratar los puntos negros?

Para eliminar los puntos negros, se puede recurrir a cosméticos (lociones, cremas, mascarillas) ricos en activos queratolíticos que ayudarán a desincrustar los poros obstruidos por el sebo y las células muertas.

¿Se deben perforar los puntos negros?

La tentación de perforar los puntos negros es grande, sobre todo si se trata de un punto negro persistente o un punto negro doloroso.  Pero, ¡ojo! A fuerza de toquetear la piel, uno puede acabar con un punto negro infectado o, lo que es peor, con una cicatriz. Lo mejor es remitirse al tratamiento recetado y a los cuidados diarios. El dermatólogo puede proponer la extracción de los puntos negros mediante una limpieza de la piel o el uso de métodos láser. 

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina anti-granos facial

Acción sobre los puntos blancos/rojos inflamados

Probar esta rutina > Mi rutina anti-granos facial > Ver mi rutina >

 
Mi rutina anti-puntos negros

Exfolia y limpia los poros 

Probar esta rutina > Mi rutina anti-puntos negros > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >