Cuidados que cambian tu día a día

¿Qué cremas o pomadas para eczemas son más eficaces?

En caso de eczema, pueden utilizarse dos tipos de cremas: las cremas antiinflamatorias y las cremas emolientes. Es importante conocer bien el papel que cada crema o pomada para eczemas tiene para optimizar el tratamiento.

Las cremas antiinflamatorias

Por una parte, existen cremas para eczemas con propiedades antiinflamatorias, fundamentalmente los dermocorticoides. Se trata de cremas farmacológicas prescritas por el médico. Los dermocorticoides aseguran la desaparición de las placas de eczema, por lo general al cabo de unos días, a razón de una aplicación por día. 

Existe un gran número de dermocorticoides en el mercado, pero no todos son iguales: cabe distinguir entre cuatro niveles de potencia que deben elegirse en función de la edad, de la localización de las placas, de su alcance o incluso de su aspecto. 

La elección de la textura (crema, pomada, loción, gel…) es esencial porque influye en la penetración y, por tanto, en la eficacia del tratamiento. 

Los dermocorticoides no deben dar miedo, son tratamientos seguros contra el eczema y bien tolerados cuando se utilizan según prescripción médica. Cabe señalar también la eficacia demostrada de productos farmacológicos en forma de crema reparadora relajante que acelera el tratamiento de las placas (aplicando la crema reparadora sobre el dermocorticoide, a modo de apósito) y reducir el riesgo de reaparición (aplicando la crema reparadora sobre las zonas afectadas habitualmente por el eczema).

Las cremas emolientes

Por otra parte, entre las cremas para eczemas más utilizadas, se encuentran los emolientes. Son cremas prescritas por el médico o aconsejadas por el farmacéutico. Los emolientes luchan contra la sequedad de la piel, volviéndola suave y flexible. Se aplican a diario, en toda la piel fuera de las placas de eczema.



En este caso, existen varias texturas para adaptarse a todos los niveles de sequedad de la piel: cremas y leches para sequedad moderada o para su uso en verano; bálsamos y ceras en caso de sequedad severa o recomendadas durante el invierno.

Uso de pomadas para eczemas a diario

A continuación, algunos buenos hábitos a adoptar a diario.
 
Por la noche después de la ducha:
  • Sobre zonas con enrojecimiento, rugosas y con picor, aplicar el dermocorticoide y/o el producto médico
  • En el resto, aplicar el emoliente.
Los días en los que la piel no presente enrojecimiento, no hay que olvidar aplicar el emoliente.