La psoriasis en los niños

La psoriasis a menudo se presenta como una enfermedad cutánea de los adultos, a diferencia del eczema (o dermatitis atópica), que sería la enfermedad cutánea más frecuente en los niños. ¡Pero esto no es cierto! La psoriasis en los niños también es habitual y puede aparecer a cualquier edad.

La psoriasis puede aparecer durante la infancia

La psoriasis del lactante

La psoriasis del lactante es una forma muy particular de psoriasis inversa que se manifiesta a través de placas muy rojas y muy inflamatorias en toda la piel situada bajo el pañal, de ahí que se conozca también como “psoriasis del pañal”. Cuando son mayores, la psoriasis de los niños se corresponde esencialmente con la psoriasis en gotas, aunque también pueden desarrollarse otras formas de psoriasis. La psoriasis infantil puede afectar a todas las partes del cuerpo, incluido el cuero cabelludo, como si la famosa “costra láctea” del bebé persistiera en el tiempo.

¿Cómo calmar los picores relacionados con la psoriasis?

Los picores constituyen un importante problema porque a los niños les cuesta más que a los adultos contener las ganas de rascarse. Sin embargo, al rascar las lesiones se retrasa su curación y pueden quedar cicatrices, cuando la psoriasis no suele dejar. Para solucionar este problema
  • hay que procurar que el niño lleve las uñas cortas y mantener sus manos ocupadas en los momentos de crisis: con una bola antiestrés, con música, dibujando, bailando...
  • Aplicar frío en las placas (con la parte posterior de una cuchara, vaporizando agua fresca o agua termal...) puede calmar al niño al instante.

¿Cuáles son los tratamientos para la psoriasis en los niños?

  • En los niños pequeños con psoriasis es preferible recurrir a tratamientos locales.
  • En los mayores y adolescentes pueden utilizarse tratamientos orales o incluso inyectables, pero siempre bajo la estricta supervisión de equipos especializados en dermatología pediátrica.
Independientemente del tratamiento, nunca debe suponer una imposición para el niño: debe elegirse con él, teniendo en cuenta sus sentimientos acerca de su enfermedad. La piel debe cuidarse a diario aunque esto es algo que resulta complicado de entender para un niño con psoriasis, sobre todo una vez solucionado el brote, cuando la enfermedad para él ya no existe, por decirlo de alguna manera. Los padres pueden mostrarle el camino a seguir, aplicándose una crema hidratante por la noche después de ducharse, por ejemplo. 

Nuestras rutinas de cuidado

 
Anti-placas P.S.O. cara y cuerpo

Acción en la piel con tendencia psoriásica

Probar esta rutina > Anti-placas P.S.O. cara y cuerpo > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >