Cuidados que cambian tu día a día

Los síntomas de la caída del cabello

El ciclo capilar sigue un patrón de crecimiento específico, dividido en tres fases. Sin embargo, puede bloquearse y ahí es cuando se produce la caída. En función de los tipos de caída, el ciclo capilar se ve modificado de manera distinta. ¿Cuáles son los diferentes síntomas de los distintos tipos de caída?

Caída del cabello ocasional y alopecia androgenética: dos fenómenos que no deben confundirse

La caída del cabello ocasional 

También conocida en el lenguaje común como caída puntual o estacional, en el lenguaje científico se denomina efluvio telógeno agudo. Hay diferentes tipos de caída ocasional que pueden producirse en cualquier momento, en función de su estado de cansancio, el estrés sufrido a diario, la estación y el clima, sus hábitos alimenticios o su equilibrio hormonal. La caída se produce de forma repentina y dura menos de 6 meses. La alopecia se manifiesta de manera difusa, es decir, que aparece distribuida uniformemente por todo el cabello. Una vez identificado y eliminado el factor desencadenante, su evolución es siempre favorable, aunque el cabello tarda entre 12 y 18 meses en volver a su estado inicial. 

La alopecia androgenética

No se puede decir lo mismo de esta caída del cabello de origen hormonal y hereditario. No es raro que esta caída del cabello provoque calvicie en los hombres. Es incluso la forma más común de alopecia: un 70-80% de los hombres se ven afectados a lo largo de su vida*. Pero cabe destacar que la alopecia androgenética femenina no es rara. Sus síntomas: una caída que dura más de 6 meses, caracterizada por la pérdida de cabello localizada en las sienes y la parte superior del cráneo.

El efluvio telógeno crónico

Este otro tipo de caída crónica genera una pérdida fluctuante de cabello que dura 6 meses o más. Suele producirse en mujeres de mediana edad que originalmente tenían un cabello sano, denso y brillante. Algunas de sus causas son los trastornos de la tiroides, la anorexia, un déficit de hierro y la ingesta de ciertos medicamentos. A diferencia de la alopecia androgenética, la caída del cabello crónica no causa una pérdida definitiva o irrevocable. Puede reconocerse por una caída difusa no muy abundante pero que dura más de 6 meses.

El efluvio anágeno

Esta caída del cabello corresponde a una caída repentina del cabello durante su fase de crecimiento debido a una alteración en la actividad de las células del folículo piloso.  Se produce rápidamente, en unos pocos días o semanas. Se presenta en forma de alopecia difusa, pudiendo afectar hasta el 80% del cabello. Este tipo de caída se produce principalmente después una quimioterapia contra el cáncer o la exposición de la cabeza y el cuello a la radioterapia.

Síntomas y factores desencadenantes de la alopecia

La alopecia androgenética se denomina así porque tiene un verdadero componente hereditario. La calvicie es la forma más común de alopecia androgenética en los hombres. Se trata de un proceso de envejecimiento fisiológico. La presencia excesiva de hormonas masculinas modifica el ciclo natural del cabello acelerando su velocidad de crecimiento y miniaturizando los folículos. Esta acción agota al cuero cabelludo: el cabello se vuelve más fino hasta que deja de crecer.  Puede aparecer muy pronto, a veces a partir de los 20 años en los hombres. En este caso, suele observarse una alopecia localizada en ciertas zonas, a nivel de la frente y las sienes. 

Esta caída del cabello crónica y difusa aparece de manera progresiva. Por lo general, suele iniciarse justo después de la pubertad y va desarrollándose poco a poco hasta asentarse del todo entre los 30 y los 40 años. Algunos síntomas que constituyen una señal de alerta son una ligera pérdida de cabello a diario, tener el cabello apagado, la aparición de caspa, los picores en el cuero cabelludo, tener el cabello graso y sentir dolor en las raíces en algunos casos.

Los síntomas de la caída del cabello que constituyen una señal de alerta

Los síntomas más habituales, que pueden ser los precursores de una caída del cabello transitoria o más severa son la caída del cabello a puñados, un cabello fino y una pérdida de volumen capilar difusa. Y más que a su manifestación en sí misma, es sobre todo a los momentos de la vida en los que aparece a lo que debemos prestar mayor atención. De hecho, vincular la pérdida de cabello con lo que sucede en nuestra vida y nuestra rutina diaria podrá seguramente ayudarnos a identificar la causa con más facilidad.  Así que debemos estar particularmente atentos a ciertos factores, como:
  • El estrés que nos rodea, la ansiedad, el exceso de trabajo, un choque emocional: estos elementos pueden tener un impacto en la calidad y la belleza de nuestro cabello.
  • ¿Se ha producido algún cambio en su dieta? La pérdida de cabello puede estar directamente relacionada con un déficit de minerales o vitaminas.
  • ¿Se acerca el otoño y se le cae el pelo? Seguramente se vea afectado/a por una caída del cabello estacional causada por cambios hormonales y una falta de luminosidad durante esta época.
  • ¿Se le cae el pelo a puñados desde que dio a luz? Probablemente se trate de una caída del cabello “posparto” debido a los cambios hormonales que se producen durante este período. Un tercio o incluso la mitad de las mujeres llegan a verse afectadas**. 
  • ¿Suele sufrir trastornos hormonales? No es raro que un exceso (o una falta) de hormonas cause varios desequilibrios en el organismo, entre los que se incluye la pérdida de cabello. Se trata del mismo fenómeno que se produce con los trastornos metabólicos como un déficit de hierro.
Para analizar mejor los síntomas de su caída del cabello, si se da alguno de los anteriores casos, hable con su farmacéutico y/o su médico de cabecera y/o un dermatólogo especializado en el cuero cabelludo en cuanto aparezcan. Aunque no todas las caídas requieren medicación, el objetivo prioritario es identificar el tipo de caída para tratarla de la manera más eficaz posible. La caída del cabello es un motivo frecuente de consulta al dermatólogo. 
 
* Fuente: Blume-Peytavi et al., 2011; Norwood, 1975
** Fuente: Grover and Khurana, 2013

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina anticaída del cabello

Acción sobre la caída del cabello cronica o reactiva de los hombres y mujeres

Probar esta rutina > Mi rutina anticaída del cabello > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >