Cuidados que cambian la vida diaria

Calvicie masculina. Mitos y verdades

La calvicie es el término popular con el que se le conoce a la alopecia, una enfermedad que se produce por una caída anormal del pelo. Es una condición que se puede presentar a cualquier edad y afectar tanto a hombres como a mujeres, pero sobretodo se manifiesta en el sexo masculino en la edad adulta.

Se trata de un problema que padecen muchas personas, afecta casi a un 50% de la población masculina y al 10% de la femenina en todo el mundo. La calvicie es una afectación clara de la salud, pero al mismo tiempo es un padecimiento estético que daña la autoestima de quien la padece.

Alrededor de la calvicie existen muchos mitos, lo que dificulta a las personas que lo padecen encontrar una solución a este problema. Hay diversas creencias sobre las causas de esta enfermedad e incluso maneras extrañas de “curarla”, pero la verdad es que puede aparecer por diversos motivos e incluso está relacionada con otros padecimientos.

Entonces, ¿qué es verdad y qué es mentira sobre la calvicie? Hoy vamos presentar los mitos y verdades de este padecimiento para saber tratarlo de manera adecuada y no perder el tiempo experimentado múltiples tratamientos con poca efectividad.

Lo primero que hay saber es que cada persona tiene 100,000 cabellos en promedio y cada pelo crece aproximadamente 0.4 milímetros al día, hasta 1 centímetro al mes y alrededor de 15 centímetros en un año, pero no todos los folículos pilosos desarrollan cabellos nuevos al mismo tiempo.

El pelo crece debajo de la piel, es decir, desde el folículo, por lo que desde esta base se alimenta de los vasos sanguíneos que le brindan los nutrientes que necesita para crecer, el cabello pasa por proceso que se divide en cuatro etapas: anágena, catágena, telógena y exógena.
 

Anágena 

Esta es la fase de crecimiento, aquí inicia el desarrollo de cada pelo cuando las células de la raíz del pelo se comienzan a dividir de manera rápida, generando así su crecimiento. Por lo general, el 80 al 90% de los folículos pilosos se encuentra en esta fase, la cual puede durar entre dos y seis años.

La duración de la fase anágena determina la longitud del cabello, aquellas personas que tienen un cabello muy largo, tienen una fase anágena muy prolongada. El cuero cabelludo es la zona que tiene esta fase más extendida a diferencia de otras áreas donde hay vello corporal más corto.

Catágena

Posteriormente, se presenta esta breve fase que sólo dura de dos a tres semanas. Aquí el cabello deja de creer, se separa de los vasos sanguíneos y deja de recibir todos los nutrientes. Estos cabellos usualmente son pequeños y descoloridos y dejan de crecer.

Telógena

Esta etapa dura aproximadamente tres meses y comienza cuando el folículo reposa antes de pasar de nuevo a la fase anágena. Las células del folículo detienen su actividad, se suspende el crecimiento y el folículo cambia de forma.

Exógena

La última fase del ciclo capilar es cuando el pelo muerto se desprende del cuero cabelludo y comienza nuevamente el proceso de crecimiento. En condiciones normales, una persona pierde entre 50 y 100 cabellos al día cuando se encuentra en esta fase. 

Se sabe que el crecimiento de cabello en la vida adulta es más rápido en mujeres que en hombres y que con el envejecimiento se reduce la velocidad del ciclo capilar. Pero, se considera una caída anormal cuando un alto porcentaje de cabello se encuentra en la fase exógena y causa calvicie.

Generalmente, el ámbito de la belleza y estética se relaciona con las mujeres. No obstante, existe un tema estético que preocupa a los hombres y es la calvicie, la cual puede estar asociada con factores hereditarios, hormonales o incluso externos como el estrés, pero cada caso es diferentes, no hay un diagnóstico universal.
 

¿Cuál es la causa de la calvicie?

Saber la causa de la calvicie ayuda a determinar el tratamiento adecuado para cada paciente. Algunas de las principales causas que generan la pérdida excesiva de cabello son:

Factor hormonal

La calvicie que afecta a los hombres puede tener diversas causas, pero principalmente está asociada a la alopecia androgénica producida por el efecto de las hormonas masculinas en los tallos del pelo y por predisposición genética.

Una explicación más detallada de lo anterior es cuando una enzima del cuerpo convierte la testosterona en dihidrotestosterona (DHT). La DHT es una hormona androgénica que se encuentra en los testículos, la próstata y los folículos pilosos del organismo masculino y a estos últimos, acorta y adelgaza.

Predisposición genética

Otra causa relacionada con la anterior puede ser producida por la predisposición genética que el hombre tenga en su código genético, el cual está asociado con la actividad hormonal masculina y puede ser herencia tanto del padre como la madre. Así como se puede heredar la estatura, el color de ojos, el tamaño de las orejas, la calvicie también.

Edad

Si ya se tiene una carga genética y además una alta actividad de la DTH, con la edad la caída de cabello se vuelve más notoria debido a que con el proceso natural de envejecimiento la fase anágena de cada pelo se vuelve má corta. A partir de los 30 años se pueden distinguir signos claros de calvicie.

Medicamentos 

La calvicie también puede ser efecto secundario de la ingesta de algunos medicamentos que se emplean para tratar el cáncer, la depresión, la gota, la presión arterial alta, la artritis o los problemas cardíacos.
Estrés

Algunos hombres pueden notar una mayor pérdida de cabello después de haber pasado por una situación emocional muy fuerte o tras un evento muy estresante.

Mala alimentación

Una mala alimentación puede aumentar la calvicie debido a que hay alimentos que afectan el proceso natural del crecimiento de cabello. Alimentos altos en azúcares impiden la absorción de los nutrientes necesarios para su crecimiento, la sal puede resecarlo y acelerar su caída, la comida rápida o alta en grasas daña la regeneración capilar.

Productos para el cabello 


Hay hombres a los que les gusta usar mucho gel o sprays para fijar su peinado, lo cual afecta la salud del cabello. Así mismo, los tratamientos con aceites u otros productos pueden inflamar los folículos y generar la pérdida del cabello.

La calvicie aún sin ser un padecimiento que atente contra la salud de quien lo padece, es un problema que trae consigo repercusiones negativas notorias, tanto en el pérdida excesiva de cabello como en la autoestima. Por ello, ante la búsqueda del remedio perfecto se han creado mitos y verdades que hoy queremos aclarar.

Mitos 

Usar sombrero o gorra

Entre los accesorios más usados por hombres están las gorras y los sombreros, pero no por usarlos con frecuencia o incluso diariamente se produce la calvicie. Es falsa la creencia que se tiene acerca de que el cuero cabelludo necesita oxígeno, pero en realidad son los folículos capilares los que lo requieren, el cual lo obtienen de la sangre y no del aire.

Lavarse el cabello todos los días

Cuando una persona cree que la pérdida del cabello se debe al lavado diario, comienza a hacer lavados menos frecuentes, el cabello mantiene su ciclo normal de crecimiento y al momento de lavarse el cabello notan el desprendimiento, el cual se lo atribuyen al lavado.

Tocarse el cabello

Tocarse el cabello o jugar con él, no ocasiona la calvicie debido a que no se hace de una forma agresiva. En cambio, si se padece tricotilomanía, un trastorno en el que se tiene la necesidad frecuente o el impulso de arrancarse el cabello, esto si puede provocarla.

Cortarse el cabello hace que crezca más grueso el cabello


Todo pelo nace y crece a partir de los folículos sanos que están en el cuero cabelludo y cortarse el cabello, no es una acción que pueda ayudar a aumentar el número de cabellos o a mejorar la calidad de los folículos capilares.

La caída del cabello es permanente

La pérdida de cabello, en algunos casos se puede tratar de un problema temporal como consecuencia de ciertas enfermedades o el estrés. Por lo que si se corrige esta anomalía, el ciclo de crecimiento del cabello se puede reestablecer.

Verdades

El factor principal es la genética

La alopecia androgenética, lo que popularmente se conoce como calvicie responde a la genética. Es decir, este padecimiento puede ser heredado por cualquiera de los padres y tiene una alta probabilidad de afectar a las generaciones descendientes de abuelos o padres.

Factores internos

Una persona es más propensa a padecer calvicie por factores internos como las hormonas, la genética o la alimentación, factores externos como el estrés o medicamentos también pueden representar un factor de riesgo.

No obstante, aquellos factores totalmente externos como el ambiente o el uso de accesorios generalmente no tienen relación con la pérdida excesiva de cabello.

El diagnóstico es importante


Cuando la caída de cabello es excesiva es buen momento para acudir con un profesional, quien dará el diagnóstico correcto según el patrón que manifieste el paciente y así mismo, podrá determinar el tratamiento adecuado.
 

¿Cuál es la cura a este padecimiento?

Ante la pérdida excesiva de cabello, el primer paso a seguir es consultar a un dermatólogo que ayude a determinar si se trata de calvicie o de algún otro padecimiento que esté afectando la fuerza del cabello. Siempre es importante conocer el diagnóstico debido a que este ayuda a saber si será posible curar o sólo se podrá controlar la enfermedad.

El diagnóstico básico se trata de  una observación minuciosa del paciente y en el conocimiento de su historia clínica para señalar el patrón de calvicie o la enfermedad específica de la que se trata debido a que la pérdida del cabello se puede presentar en forma de parches, pérdida de cabello en la parte superior y frontal de la cabeza o si hay signos de descamación, enrojecimiento o incluso, dolor.

En caso de que el dermatólogo lo requiera, además del diagnóstico inicial también puede realizar otro tipo de pruebas, tales como:
  • Análisis de sangre. Se toman muestras de sangre para descartar que se trata de alguna otra enfermedad que esté causando la caída del cabello.
  • Prueba de tracción. El profesional tira suavemente varios cabellos, observa la cantidad que se desprende y esto le ayuda a determinar la fase en la que se encuentra el pelo.
  • Biopsia del cuero cabelludo. Se toma uno o más pedacitos de piel para observar los cambios de los folículos del pelo y si hay presencia de inflamación o no.
  • Microscopia óptica. El médico emplea un instrumento especial que le permite observar los cabellos recortados en las bases. Este método ayuda a descubrir posibles trastornos en la raíz del cabello.
 Desafortunadamente, hasta el día de hoy no existe cura para la calvicie, por lo que el siguiente paso es precisar el tratamiento que se ajuste a las necesidades del paciente, aclarando que no habrá algún remedio que haga crecer el cabello como habitualmente se lleva a cabo en su ciclo de crecimiento, lo que hará será retrasar la caída del cabello.

Pero no todo es desalentador, ya que a pesar de que aún no se tiene la solución para la calvicie; después de la década de los 90 se ha mejorado el entendimiento de las fases del ciclo capilar, lo cual ha demostrado que a diferencia de otros órganos; los folículos pilosos se regeneran y cambian su estructura de acuerdo a la fase en la que se encuentran.
 

Tratamiento para la caída de cabello: Consulta con profesionales

Entre la comunidad masculina afectada por la calvicie, hay algunos hombres que se logran acostumbrar al aspecto físico que les deja este padecimiento. Sin embargo, a otros les causa pérdida de autoestima y por ello, buscan todo tipo de soluciones que les ayude a remediar este problema.

Un cambio de peinado para cubrir las áreas que no tienen cabello, remedios naturales sin efectividad comprobada o incluso, el uso de pelucas o bisoñes para disimular la calvicie, pero esto no ataca el problema de raíz, sólo lo oculta. Por ello, es importante consultar a un profesional para conocer los tratamientos más efectivos.

En la actualidad, existen diversos tratamientos para la calvicie con lo que se busca revertir la caída del cabello o impedir su debilitamiento, entre estos se encuentran fármacos y cirugías que ayudan a mejorar la apariencia del padecimiento. Algunos de ellos son:

Medicamentos antiandrogénicos

La dutasterida y el finasteride son medicamentos antiandrogénicos de venta bajo receta. Se trata de un tratamiento diario en forma de píldoras que actúan sobre los receptores de la testosterona y bloquean el paso hacia la dihidrotestosterona, logrando una disminución de la pérdida de cabello y hasta propiciando el crecimiento de cabellos nuevos.

Minoxidil

Este medicamento de venta libre es una espuma o loción tópica que se debe aplicar en el cuero cabelludo todos los días. Durante los primeros días del tratamiento es posible que seguir perdiendo cabello, pero con el tiempo crecerán nuevos. Para ver resultados es necesarios ser constante y aplicarlo de manera correcta, ya que puede causar la irritación del cuero cabelludo.

Plasma rico en plaquetas

En este tratamiento se hace una extracción de sangre del paciente y esta muestra sanguínea pasa por un proceso de centrifugación para separar los diferentes componentes y así obtener la parte rica en plaquetas que favorecen el crecimiento del cabello y nuevamente inyectarlas.

Cirugía de injerto capilar

La calvicie masculina afecta la parte frontal y superior de la cabeza y con este tratamiento se puede realizar un transplante de cabello, en el que se pueda aprovechar el cabello que tiene el paciente.
Este procedimiento lo lleva a cabo un cirujano estético o un dermatólogo y consiste en extraer pequeños parches de piel que tengan uno o varios pelos para posteriormente implantar el cabello, folículo por folículo en las zonas donde no hay pelo. No obstante, con el tiempo la pérdida de cabello hereditaria seguirá avanzando. 

Se puede realizar el injerto capilar mediante dos técnicas. La primera se conoce como FUE y se realiza en pacientes que requieran trasplantar poca cantidad de cabello, la extracción de folículo es de forma individualizada y la segunda técnica es la STRIP, en la que se extrae una tira de piel para obtener los folículos se van a implantar en el área afectada.
 

Shampoo Anaphase+

En Ducray tenemos una amplia trayectoria ya que desde 1930 hemos sido una marca especialista en el tratamiento de los problemas dermatológicos que se presentan en piel, cabello y cuero cabelludo. A lo largo de nuestra historia, nuestro factor de éxito ha sido la constante innovación para ofrecer los cuidados que ayudan a crear una rutina diaria.

Gracias a nuestra innovación útil y experiencia fomentada por la cultura farmacéutica es que podemos brindar una línea de cuidados que se ajustan a las necesidades particulares de cada persona y cambian su día a día. Por ello, aquí te presentamos a nuestro producto estrella, una alternativa que ayuda a tratar la calvicie.

El primer paso es preparar el cuero cabelludo, ya que sin importar la causa de la caída del cabello; se deben estimular las funciones vitales del pelo y para esto es indispensable elegir el shampoo ideal. Un producto que ayude a fortalecer el cabello frágil y sin vida para devolverle fuerza y volumen.

¿Quieres que tu cabello tenga una apariencia más saludable? ¿Buscas tener un cabello más fuerte? No te dejes cautivar por las diferentes opciones que hay disponibles en el mercado porque en Ducray tenemos una solución superior, el shampoo Anaphase+ es algo más que un simple shampoo.

Este shampoo está dermatológicamente comprobado, tiene propiedades regenerativas para el cuero cabelludo, brinda nutrientes que le dan al cabello hasta un 88% más de resistencia y lo hacen fuerte ante los factores externos como el clima para que el cabello tenga una apariencia limpia y saludable en cualquier momento.

Como lo mencionamos Anaphase+ es más que un shampoo, puesto que actúa como una crema humectante que gracias a las vitaminas que contiene y que le brindan una protección total al cuero cabelludo y se refleja en la suavidad y en el vigor del cabello. Estimula el crecimiento de cabellos más fuertes.

Estamos seguros de que querrás incluir el shampoo Anaphase+ en tu rutina de cuidados porque además de tener un sencilla aplicación y un agradable olor, lo puedes utilizar con la frecuencia necesaria. Así, puedes comprobar día a día la efectividad que ofrecemos en Ducray.

Con Anaphase+ la calvicie dejará de ser un problema porque es la mejor opción para tratar la caída del cabello reactiva o crónica, complementa la acción de los tratamientos anticaída. Con Ducray tu cabello tendrá la apariencia que siempre quisiste.