¿Cuál es el tratamiento contra la caspa en el cabello?

La caspa afecta a una de cada dos personas(1), por lo que es muy común.
Se cree que sus causas obedecen a tres factores muy distintos: una disfunción en la producción de sebo, lo que provoca la proliferación de una levadura presente de forma natural en la superficie del cuero cabelludo, y una sensibilidad particular de este último, que es consustancial a cada individuo. Existen diferentes tratamientos para combatir la caspa. En primer lugar, hay que identificar el tipo de caspa en el cabello para poder elegir la solución adaptada.

¿Por qué tratar la caspa en el cabello?

Es importante cuidar y tratar la caspa. Si no se aplica ninguna solución contra la caspa, el estado del cuero cabelludo podría deteriorarse, irritarse aún más y acabar produciendo todavía más caspa. Afortunadamente, hoy en día hay muchos tratamientos disponibles en las farmacias.

Para combatir la caspa, hay que recurrir a champús que actúan en una o varias de las causas que la provocan: champús con una acción antifúngica para luchar contra las levaduras del género Malassezia, con una acción queratolítica para eliminar las células muertas en la superficie, o con una acción antiinflamatoria para aliviar el cuero cabelludo.

Sin embargo, antes de elegir el tratamiento para luchar contra la caspa más adecuado, es importante identificar de qué tipo es. Puede ser seca, es decir, fina, no adherente, volátil y presentarse en la ropa. O puede ser grasa, en cuyo caso se adhiere más al cabello y al cuero cabelludo y es más grande porque queda aglomerada. También existe una forma más grave de caspa, la seborrea o dermatitis seborreica: la caspa, denominada en este caso escamas, es más abundante y va acompañada de una fuerte inflamación del cuero cabelludo, enrojecimiento y un picor intenso.

Algunos hábitos que conviene adoptar para luchar contra la caspa

Además de los tratamientos, ciertos hábitos y cuidados de higiene pueden ayudar a eliminarla. Por ejemplo, en el caso de tener el cabello graso, no es necesario lavarlo todos los días. Al contrario, utilizar un champú con demasiada frecuencia puede hacer que se vuelva aún más graso. En cambio, en el caso de los cueros cabelludos secos, que tienden a lavarse solo una vez a la semana, conviene adoptar las debidas medidas de higiene, aunque no se sienta la necesidad.

Por tanto, es recomendable lavar el cabello con champú 2 o 3 veces a la semana utilizando unos productos adecuados, especialmente diseñados para el tipo de cabello.

Algunos consejos para evitar engrasar el cabello:
  • Evitar manosearse el cabello todo el tiempo
  • Aflojar y/o limitar el uso de gorras/sombreros/pañuelos para permitir que el cabello respire
  • No olvidar limpiar el peine y el cepillo para eliminar los residuos de sebo
  • Reducir el uso de geles o lacas para el cabello
  • Usar champús secos para espaciar en el tiempo el lavado con champú convencional sin dejar de sentir el cabello limpio
Y, en el caso de las personas con el cuero cabelludo seco, utilizar de preferencia champús suaves e hidratantes.

Tratamientos y soluciones contra la caspa en el cabello

Hoy en día las farmacias proponen numerosas soluciones.
Todos los champús contra la caspa actúan en sus distintas causas y pueden además aportar una acción particular para el cuero cabelludo. También hay cuidados complementarios, como las lociones o las mascarillas anticaspa.
A día de hoy la eficacia de los tratamientos contra la caspa ha quedado ampliamente demostrada y se ha comprobado, por ejemplo, que todos los tratamientos activos contra las levaduras del género Malassezia son eficaces a la hora de erradicar la caspa.

Así que los productos que combaten la caspa funcionan muy bien, ¡siempre y cuando se elija el adecuado! Por eso es importante pedir consejo a un farmacéutico o a un médico. Por último, el tratamiento será eficaz si se utiliza siguiendo las recomendaciones del producto y los consejos de los profesionales de la salud.

Consejos para luchar contra la caspa: ¿cómo lavarse el cabello con champú "como es debido"?

Nos lavamos la cabeza varias veces a la semana como un acto reflejo, sin pensar en ello. Pero ¿lo hacemos bien?
El lavado con champú debe realizarse respetando varias etapas:
  • Cepillarse el cabello para desenredarlo antes de lavarlo
  • Una vez mojado, distribuir el champú en las manos antes de aplicarlo en el cuero cabelludo
  • Masajear el cuero cabelludo con la yema de los dedos para favorecer la penetración de los activos
  • Aclarar con abundante agua
  • Volver a aplicar el champú una segunda vez si así se indica en las instrucciones de uso
  • Aclarar, escurrir y secar el cabello efectuando toquecitos con una toalla, sin frotar

Sanar no significa curar la caspa en el cabello

Si se usan correctamente, todos los productos anticaspa disponibles pueden ayudar a deshacerse de la caspa, pero no todos los factores que la causan pueden controlarse con un tratamiento. ¡Este es particularmente el caso del estrés! Por eso la caspa tiende a reaparecer. De ahí la importancia de comprender bien cómo funcionan los tratamientos para poder erradicar un brote de caspa rápidamente.

(1) Byung In Ro and Thomas L. Dawsonw, The Role of Sebaceous Gland Activity and Scalp Microfloral Metabolism in the Etiology of Seborrheic Dermatitis and Dandruff. Department of Dermatology, College of Medicine, Chung Ang University, Seoul, Korea.

Nuestras rutinas de cuidado

 
Mi rutina Anticaspa - Caspa seca

Actúa sobre la caspa seca: efecto "polvo blanco" sobre los hombros

Probar esta rutina > Mi rutina Anticaspa - Caspa seca > Ver mi rutina >

 
Mi rutina Anticaspa - Caspa grasa

Actúa sobre la caspa grasa y sobre el cuero cabelludo graso

Probar esta rutina > Mi rutina Anticaspa - Caspa grasa > Ver mi rutina >

 
Mi rutina anticaspa seca

Actúa sobre la caspa pegajosa: efecto "polvo blanco" en los hombros

Probar esta rutina > Mi rutina anticaspa seca > Ver mi rutina >

 
Mi rutina anticaspa grasa

Actúa sobre la caspa pegajosa y sobre el cuero cabelludo graso

Probar esta rutina > Mi rutina anticaspa grasa > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >