Hábitos que empeoran el acné adolescente

El problema del acné no es sólo cuestión de adolescentes, también puede llegar a afectar a los adultos y causar afecciones en la piel que ocurren cuando los folículos pilosos que están debajo de la dermis se encuentran obstruidos por grasa o células muertas, que de no tener una correcta limpieza sólo se ocasionará la aparición de lesiones, las cuales en su mayoría ocurren en el rostro pero también pueden tener presencia en el pecho y los hombros.

Estas diferentes lesiones provocadas por el acné pueden presentarse en distintas formas como en bultos blancos, protuberancias de color rosa que son sensibles al tacto o afecciones grandes enterradas en la piel.

Las causas que llevan a que estas protuberancias aparezcan se puede deber a una mala alimentación, hormonas, genética, medicamentos, la edad o el tipo de limpieza que se realiza y con qué tipo de productos se lleva a cabo, son las causas por las que empeora el acné.

Limpiar con demasiada frecuencia

El tener un hábito de lavar todos los días las zonas donde se encuentran las lesiones cutáneas, sólo empeora el acné. Por lo que dicha práctica en vez de limpiar puede no sólo provocar que aparezcan arrugas, piel seca, manchas e impurezas sino que la piel puede verse dañada por un mal uso de los productos para la higiene.

El exceso de limpiar la zona afectada hará que se irrite, lo que favorecerá a que el acné haga acto de presencia y la dermis se vea envuelta con más aparición de acné que antes. Es por ello que se recomienda una higiene moderada pero aún más importante realizarse con los materiales adecuados que el dermatólogo cite.

Exfoliaciones

La exfoliación en exceso es mala y aún peor cuando se realiza con dureza o demasiada frecuencia de la necesaria creyendo que se está limpiando a profundidad la piel. Pero la realidad es que en vez de ayudar a la dermis a estar libre de suciedad, la exfoliación no hace más que resecar, irritar y ayudar a que se produzcan lesiones rojas que pueden resultar dolorosas. 

El número de veces en que se debe de exfoliar, es necesario cuidar que no sobrepase lo indicado por un especialista y siempre hacerlo con suavidad, de no ser así, este hábito será parte de las acciones que empeora el acné

Reventar los granos

Las protuberancias suelen aparecer debido a un bloqueo de las glándulas sebáceas que hay sobre los folículos pilosos lo que hace que se vea antiestético por lo que casi la mayoría decide eliminarlos explotandolos.

El por qué empeora el acné con este acto, es debido a que adentro hay pus, bacterias o piel muerta en cada lesión inflamada, lo que puede llevar a que la infección se extienda a otras zonas y empeorar el problema, sin dejar de mencionar que puede dejar cicatriz.

No hidratar,  ni proteger la piel

El no tener una correcta hidratación en la piel puede acarrear problemas en la epidermis, y sobre todo en la capa córnea podría desarrollarse una deshidratación y conllevar a que se generen arrugas con mucha más facilidad y se produzcan grietas llevando a que la lesión de acné se vea envuelta en problemas dermatológicos más serios.

No cambiar tu toalla facial

El uso de una toalla sucia para secar la piel ya afectada por esta dolencia, puede promover un cultivo de bacterias en la dermis y causar que se re-introduzcan en la zona afectada logrando que aparezcan micro-roturas en la piel.

El cuidado de la piel tiene un papel muy importante, no por nada se le considera el órgano más grande del cuerpo humano, su adecuado cuidado y protección nos defiende de los rayos UV y de la múltiple contaminación que nuestra piel se expone día con día. Unos malos hábitos por más pequeños que sean harán que empeore el acné.