Cuidados que cambian la vida diaria

¿Qué shampoo utilizar para la costra láctea?

La costra láctea afecta principalmente al cuero cabelludo de los lactantes. El tratamiento de estas costras se basa en una serie de medidas de higiene y en el uso de cuidados contra la costra láctea. Entre los distintos productos disponibles en las farmacias, podemos distinguir dos tipos de shampoos: los shampoos suaves destinados a los recién nacidos para la limpieza diaria, sin acción específica, y los shampoos tratantes.

Los shampoos suaves sin jabón

Los shampoos suaves, conocidos como shampoos sin jabón, permiten tomar medidas de higiene adaptadas para prevenir la aparición de la costra láctea, o actuar como sustituto o complemento de los cuidados tratantes.

La piel de los bebés es más fina y más frágil que la de los adultos, por lo que es importante utilizar unos cuidados suaves y respetuosos. Un shampoo suave sin jabón tiene un pH cercano al pH fisiológico de la piel, preserva el equilibrio del microbioma y no causa deshidratación. Al contrario de lo que da a entender su nombre, el distintivo “sin jabón” no quiere decir que el cuidado no lave; este apelativo se utiliza simplemente para indicar que el producto contiene menos tensioactivos (ingredientes encargados de eliminar la suciedad pero que también resultan agresivos para la piel) que otros jabones. Por otro lado, es posible que el cuidado haga poca espuma, ¡pero que no haga espuma no significa que no lave!

Este es el tipo de shampoo que debe utilizarse para enjuagar los cuidados contra la costra láctea.

Los shampoos o lociones tratantes

Cuando la patología ya se ha instalado, hay cuidados para luchar contra la costra láctea. Se trata de tratamientos específicos que favorecen la eliminación de las costras con suavidad.
Estos cuidados tratantes son, por un lado, hidratantes, para ablandar las costras antes de su eliminación, y, por otro, queratolíticos, es decir, que contienen uno o varios activos que favorecen la eliminación de las escamas.
Algunos deben aplicarse por la noche a la hora de acostarse, y luego lavarse y enjuagarse al día siguiente con un shampoo suave. Otros deben aplicarse varios minutos antes del baño haciendo un masaje, y a continuación lavarse y enjuagarse, también con un shampoo suave.
Más tarde, efectuar un suave cepillado después del baño permite eliminar las costras.Estos productos específicos permiten curar la costra láctea en unas semanas. De no ser así, puedes pedir un consejo a tu médico para que pueda recomendarte otro producto contra la costra láctea.

Nuestras Rutinas de Cuidado

Mi rutina
Contra la costra láctea

Descubre la rutina adecuada para combatir la costra láctea de los bebés.

Probar esta rutina > Contra la costra láctea > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >