La sudoración excesiva y el papel de la dieta

La sudoración excesiva, también conocida como hiperhidrosis, puede deberse a muchas causas. En algunas personas se dice que es primaria, es decir, que no está relacionado con un problema de salud, y aparece desde la infancia o la adolescencia. En el 10% de los casos, se dice que la hiperhidrosis es secundaria, ya que en realidad se ve inducida por una patología o por el uso de ciertos fármacos.

Factores que favorecen la hipersudoración

Hay varios factores que pueden acentuar la hiperhidrosis o desencadenar la hipersudoración. Entre ellos, ciertos alimentos, el uso de ropa inadecuada, el estrés, las emociones fuertes...
Aunque a veces es difícil determinar las causas de la hiperhidrosis, es más fácil actuar en los factores que favorecen la hipersudoración.
Por ello, conviene siempre consultar a su médico para determinar conjuntamente cómo evitar y prevenir los episodios de sudoración excesiva.

La dieta como factor desencadenante

Aunque es completamente normal sudar, e incluso es necesario para nuestro cuerpo, hay ciertas situaciones que favorecen la hipersudoración.

Se ha identificado que ciertos alimentos, como la comida picante o los excitantes a base de cafeína o teína, pueden estimular la secreción de sudor porque aumentan la temperatura corporal.
Entre los excitantes también figura el alcohol. De hecho, como nuestro cuerpo detecta el alcohol como una toxina, para ayudar a eliminarlo, aumenta la sudoración. El tabaco también está implicado en la hipersudoración, por las mismas razones que el alcohol.

Cuando se padece hiperhidrosis, se recomienda encarecidamente no consumir estos alimentos para evitar la hiperhidrosis.

Nuestras Rutinas de Cuidado

Mi rutina
Anti-transpiración

Acción sobre la transpiración excesiva en axilas, manos y pies.

Probar esta rutina > Anti-transpiración > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >