Cuidados que cambian tu día a día

Eczema en el vientre y el ombligo

El eczema del vientre puede afectar a los bebés, a los niños y a los adultos. Las zonas del vientre afectadas varían según la edad.

El eczema del vientre según la edad

El eczema del vientre es muy frecuente, en especial en bebés que desarrollan eczemas desde los primeros meses de vida. Hablamos también de eczema del tronco en el que las placas son muy rojas. En niños más grandes y en adultos, el eczema puede igualmente afectar al vientre, pero también a zonas próximas como el pezón, el escote o el bajo vientre.

El eczema del ombligo

A nivel del bajo vientre justamente, el ombligo es una pequeña zona también afectada por el eczema: se trata del eczema de contacto más frecuente, debido a una alergia al níquel. El níquel está presente en los botones de los pantalones, en las hebillas de los cinturones, en los piercings…

Para minimizar los eczemas del ombligo, se aconseja llevar camisetas de algodón bajo la ropa, usar preferiblemente pantalones con botones no metálicos y cinturones con hebillas pequeñas para que no entren en contacto con la piel, y retirar los piercings.

La hidratación de la piel para aliviar el eczema del vientre

El prurito en el vientre es a menudo muy intenso, y la persona afectada de eczema no duda en rascarse a través de la ropa o directamente quitándose parte de ella.

La hidratación de la piel del vientre es fundamental aunque suele descuidarse. De hecho, ¿quién se ocupa de esta zona a menudo oculta bajo la ropa? Para ayudar a los niños a hidratarse mejor la piel de su vientre, se les puede proponer dibujar con el emoliente pequeños personajes, letras, números, símbolos: el vientre representa una gran superficie de piel, por lo que tendrán mucho que dibujar. Una vez terminados los dibujos. Solo quedará extender la crema sobre toda la superficie en movimientos circulares.

Cabe señalar que los dermocorticoides pueden aplicarse a todo el vientre, incluyendo zonas consideradas más frágiles como el ombligo o el pezón.