Eczema supurante o purulento

En este artículo abordamos el eczema supurante, por un lado, y el eczema purulento por otro. Se trata de formas de eczema que presentan varias particularidades en cuanto a síntomas y tratamientos se refiere.

¿QUÉ ES EL ECZEMA SUPURANTE?

El eczema supurante forma parte del curso normal de la enfermedad:
  • Primera fase: aparecen las rojeces;
  • Segunda fase: las rojeces se cubren con microvesículas que suelen ser invisibles a simple vista;
  • Tercera fase: las microvesículas se rompen liberando su líquido transparente y formando lo que se conoce como el eczema supurante;
  • Cuarta fase: la placa de eczema se vuelve costrosa y luego la piel recupera su aspecto habitual.
Estas cuatro fases suelen sucederse de forma muy rápida, por lo que el eczema supurante pasa a menudo desapercibido.

El eczema supurante guarda relación con otros síntomas del eczema y, en particular, el prurito. De hecho, el hecho de rascarse es lo que suele provocar la ruptura de las microvesículas.

El eczema supurante afecta de manera preferente a los niños menores de 2 años. Los pequeños suelen presentar placas muy rojas y supurantes en las mejillas, en la cara externa de los miembros y la barriguita.

¿QUÉ ES EL ECZEMA PURULENTO?

El eczema purulento es un eczema supurante bastante peculiar en el que las placas de eczema cambian de aspecto: se cubren de líquido y luego de costras amarillentas debido a una sobreinfección bacteriana. En este caso es necesario acudir al médico.

¿EL ECZEMA SUPURANTE ES CONTAGIOSO?

El eczema supurante no es contagioso, ya que se trata básicamente de un eczema, esto es, una enfermedad inflamatoria crónica de la piel.

En cambio, el eczema purulento está vinculado a una sobreinfección bacteriana de la piel y, por tanto, puede transmitirse de una persona a otra si se manipulan las lesiones. Sin embargo, la contagiosidad se reduce una vez iniciado el tratamiento.

¿QUÉ HACER EN CASO DE ECZEMA SUPURANTE?

El tratamiento del eczema supurante se basa en los mismos tratamientos que el eczema atópico, es decir, las cremas con cortisona y los emolientes. Es preferible que las texturas sean ligeras para evitar la maceración.

El tratamiento del eczema purulento se basa en antisépticos y antibióticos locales y/o generales. Las cremas a base de cortisona no tienen por qué interrumpirse durante este periodo, ya que ayudan a combatir la inflamación de la piel.

Nuestras rutinas de cuidado

 
Eczema cara y cuerpo

Acción en las pieles muy secas con tendencia al eczema de contacto

Probar esta rutina > Eczema cara y cuerpo > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >