Cabello graso: vida cotidiana

En la raíz del cabello existen glándulas sebáceas que segregan sebo, el cual es indispensable para protegerlo de factores externos como la contaminación. Sin embargo, un exceso de grasa, ya sea por causas hereditarias, desequilibrios hormonales o alteraciones del sistema nervioso, dan al cabello un aspecto untuoso y con mayor adherencia de la contaminación ambiental.

Recomendaciones para cabello graso


Ante este problema, existen recomendaciones para cabello graso que pueden ser útiles para disminuir la producción excesiva de sebo y con ello, darle al pelo una apariencia limpia y saludable. Entre las más destacadas se encuentran:

Lavar el cabello con agua tibia

Al bañarse, es necesario cuidar que el agua no esté muy fría debido a que esto no ayuda a eliminar los residuos de grasa; mientras que el agua demasiado caliente, abre la cutícula del pelo y lo estropea. Lo mejor es lavar el cabello con agua tibia y masajear el cuero cabelludo de manera suave para no estimular una producción excesiva de sebo.

Limpiar los peines y cepillos

Mantener limpios tus artículos de belleza como peines y cepillos es muy importante, pues al desenredar el cabello, es común que se queden algunos residuos de productos y suciedad, lo que evita una correcta oxigenación.

Cabe mencionar que el cepillado diario del cabello es una buena forma de masaje, favorece la microcirculación y mejora la nutrición del cuero cabelludo, siempre y cuando el cepillado se realice de manera correcta y los cepillos no dañen el tallo piloso.

Usar una mascarilla capilar

Así como el shampoo, existe una amplia variedad de mascarillas capilares que se adaptan a cada tipo de cabello y las más recomendadas son las que están enriquecidas con arcillas, un ingrediente que purifica y repara el pelo al dejarlo libre de impurezas.

Estos productos se tienen que aplicar una vez a la semana sobre el cabello limpio y húmedo, de medias a puntas para evitar el contacto directo con el cuero cabelludo y de 5 a 20 minutos es el tiempo óptimo para dejarla actuar y posteriormente enjuagar con abundante agua.

Evitar peinarse todos los días con aparatos calientes

Usar diariamente aparatos calientes como planchas y rizadores para el cabello es una práctica perjudicial, sobre todo si se tiene el pelo graso debido a que el calor favorece la producción de sebo. Además, las puntas se deshidratan y le dan un aspecto maltratado.

Utilizar una toalla de algodón

Se recomienda dejar secar el cabello de forma natural, pero si se requiere mayor rapidez para ello, las toallas de algodón son la mejor opción, ya que eliminan la humedad y reducen la rotura del pelo. Basta con apoyarla suavemente en la cabeza para envolver totalmente el pelo y posteriormente, retirarla con suavidad para evitar la aparición del frizz.

Nuestras Rutinas de Cuidado

Mi rutina
para el cuero cabelludo graso

Descubra nuestra rutina de cuidado para el cabello y el cuero cabelludo graso

Probar esta rutina > para el cuero cabelludo graso > Ver mi rutina >

Mi rutina
Purificante para cabello y cuero cabelludo graso

Actúa sobre el exceso de sebo y retrasa el reengrasado del cabello.

Probar esta rutina > Purificante para cabello y cuero cabelludo graso > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >