Cabello seco

Cuando el cabello pierde brillo y suavidad, se habla de un problema de cabello seco, el cual es muy común entre las personas que tienen que lidiar con un cabello quebradizo, opaco y sin vida.

Tienes cabello seco ¿y no sabes por qué?

Para conocer la raíz de la sequedad, primero se debe entender la estructura del cabello. El pelo o tallo piloso es un filamento que está cubierto por una capa protectora de células con forma de tejas superpuestas, la cual recibe el nombre de cutícula.

En un cabello sano, las escamas de la cutícula se mantienen planas con el fin de proteger las capas interiores y ayudar al cabello a retener la humedad, se trata de una cutícula suave que le otorga brillo y sedosidad. Sin embargo, cuando la cutícula se daña, el cabello pierde su capacidad de conservar la humedad y cada pelo se vuelve opaco, áspero y sin fuerza.

¿Por qué puedo tener el cabello seco?

Un cuerpo saludable es sinónimo de belleza natural y esto no sólo se refleja en la piel, también en el pelo. Sin embargo, tener un cabello sano no siempre resulta una tarea sencilla debido a que existen factores internos y externos que pueden alterar el ciclo capilar y propiciar condiciones como cabello seco.

Tanto mujeres como hombres pueden tener pelo seco y aunque esta situación, en primera instancia, se considere un problema de tipo estético; más a fondo puede tratarse de un indicio de desequilibrio que está afectando la salud del cabello.

Un cabello seco se puede manifestar a causa de una anomalía en la secreción del sebo que produce el cuero cabelludo, ya que al ser tan baja no logra una óptima lubricación. Por otro lado, también pueden presentarse enfermedades en las que la piel, incluyendo la piel cabelluda, pierden mayor cantidad de agua como sucede en la dermatitis atópica o en el hipotiroidismo.

Características del cabello seco

Es posible saber que se tiene cabello seco cuando se hacen presentes las siguientes características:

Puntas abiertas

Tricoptilosis es el nombre científico de lo que coloquialmente se conoce como puntas abiertas y es una fractura longitudinal en el extremo del tallo capilar. Es decir, cuando las puntas sufren daños en la cutícula se produce deshidratación, segmentación y finalmente una fisura en el cabello.

Tener puntas abiertas no depende del largo del cabello, esta afectación aparece por diversas causas como el abuso de procesos químicos o tratamientos térmicos que alteran las propiedades naturales del cabello.

Cabello con poca flexibilidad

La flexibilidad o elasticidad del cabello es una propiedad que le permite estirarse para posteriormente regresar a su estado normal. Un cabello sano tiene una capacidad de extenderse hasta un 20% de su longitud original y volver a su forma habitual sin romperse, mientras que un cabello seco se estira, pero ya no regresa a su estado natural. En casos extremos, el pelo seco pierde total elasticidad y al intentar estirarlo, en automático se troza.

Sin brillo

El cabello puede perder brillo debido a una alteración en la cutícula que propicia que las escamas de esta capa exterior se abran y se vuelva más rugosa. Teñirlo con frecuencia, desenredarlo de manera agresiva, usar aparatos de calor y la exposición solar son algunas de las causas que le restan brillo.

Sensación áspera al tacto

Cuando la cutícula se vuelve rugosa no sólo genera la pérdida de brillo, también le genera una textura áspera al cabello, lo que es algo poco agradable al tacto.

Tiene frizz

Se le conoce como frizz al encrespamiento, esponjamiento y manifestación de electricidad y estática en el cabello. Son esos pequeños cabellos que no se logran bajar con nada y que aparecen debido a la falta de hidratación, de ácidos grasos y proteínas esenciales para la salud del cabello.

Difícil de peinar

Como parte de las causas que producen el frizz se encuentra el estado aniónico del cabello, es decir, que tiene una carga eléctrica negativa y esto lo vuelve muy difícil de desenredar y peinar. De igual forma, cuando se somete a algún tipo de fricción, se genera estática, la que queda concentrada en la fibra capilar, haciendo que el cabello luzca desordenado.

Posibles causas del cabello seco

Existen diversos factores que pueden dañar la cutícula del cabello y volverlo seco, por lo que es importante saber cuál es la causa específica que lo ocasiona y con ello, determinar el tratamiento más adecuado para cada caso. Entre las causas comunes del pelo seco se encuentran:
  • Factor genético. Los genes son esas pequeñas unidades de información que determinan nuestras características fisiológicas y se transmiten de generación en generación. Por lo tanto, en la familia hay antecedentes de cabello seco es muy probable que algún integrante desarrolle esta condición.
  • Exceso de lavado. El cuero cabelludo produce aceites naturales que lo ayudan a protegerse y darle una apariencia sana al cabello. Sin embargo, esto se pierde cuando se lava más de una vez al día.
  • Mala alimentación. Si bien la dieta no es directamente responsable del cabello seco, si puede tener un impacto significativo en esta condición. Por ello, es importante tener una dieta equilibrada que le aporte vitaminas y minerales al cuero cabelludo.
  • Exposición excesiva al sol. Los rayos solares pueden llegar afectar la salud del cabello, secándolo y dándole una apariencia deshidratada.
  • Uso de aparatos moldeadores. Las secadoras, planchas y tenazas para el cabello requieren altas temperaturas para lograr su cometido. El uso excesivo de estos moldeadores tienen un efecto similar al de los rayos UV porque de igual manera dañan el pelo.
  • Factor hormonal. Los desórdenes hormonales como la menopausia, el hiper y el hipotiroidismo pueden propiciar un pelo seco.
  • Productos con alcohol. Algunos productos para el cabello tienen entre sus ingredientes principales el alcohol, el cual tiene un efecto deshidratante en el cuero cabelludo y afecta su producción de aceites naturales.
  • Tratamientos químicos. Tratamientos químicos como tintes y procesos permanentes que cambian la apariencia del cabello afectan su forma natural desde su interior.

Tratamientos y cuidados para el cabello seco

Antes de adquirir cualquier producto para tratar de remediar este problema, lo primero que se debe hacer es identificar la causa que propicia esta condición y el profesional de la salud que puede atender este tipo de casos es un dermatólogo, quien ayudará a conocer lo que está afectando la salud del cabello y con ello, establecer el tratamiento más adecuado

Llevar una dieta balanceada será de mucha ayuda, ya que el incluir alimentos ricos en vitaminas y minerales, estos le aportarán los nutrientes necesarios al cabello para mantenerlo suave y sedoso. Beber suficiente agua es indispensable para mantenerlo hidratado desde el interior.

Además de lo anterior, es necesario hacer algunos ajustes en la frecuencia de lavado del cabello, el uso de productos o aparatos que afectan su apariencia, la exposición a climas extremos sin protección, etc.

Nuestras Rutinas de Cuidado

Mi rutina
Nutrición intensa para cabello seco

Acción diaria para disciplinar el cabello de forma duradera.

Probar esta rutina > Nutrición intensa para cabello seco > Ver mi rutina >

Mi rutina
Reparación intensa para cabellos dañados

Acción nutritiva intensa con efecto reparador.

Probar esta rutina > Reparación intensa para cabellos dañados > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >