Cuidados que cambian la vida diaria

La psoriasis en las uñas de manos y pies

La aparición de la psoriasis en las uñas es muy frecuente y afecta a en torno a un 50% de las personas con la enfermedad. También se la conoce como psoriasis ungueal; puede presentarse de forma aislada o acompañada con otras formas y en otras ubicaciones de la psoriasis, especialmente las articulaciones.

Los síntomas de las psoriasis en las uñas

La psoriasis ungueal puede afectar a una o varias uñas: se puede tener psoriasis en las uñas de las manos y/o psoriasis en las uñas de los pies. Las lesiones varían mucho de un individuo a otro: unas veces la uña puede presentar depresiones en forma de pequeños puntos, con aspecto de “dedal”; otras, la uña aumenta de grosor, se deforma, se va tiñendo... Todo esto resulta antiestético y doloroso. A veces hasta tal punto que coger objetos y realizar gestos de lo más corrientes se convierte en una ardua tarea.

Difícil ocultar la psoriasis de las uñas

La psoriasis de las uñas, al igual que las otras formas de psoriasis, suele llevarse muy mal. Es difícil ocultar la psoriasis de las uñas de las manos a no ser que llevemos guantes todo el tiempo. Y es difícil ocultar la psoriasis de las uñas de los pies a no ser que llevemos calcetines y zapatos cerrados tanto en verano como en invierno. El tamaño de las lesiones en las uñas es pequeño pero la incomodidad que producen enorme.

¿Cómo tratar la psoriasis en las uñas?

Para empezar, el dermatólogo debe confirmar el diagnóstico: esto es necesario, pues podría tratarse de otra enfermedad de las uñas como, por ejemplo, una micosis; después, debe evaluar la gravedad de la lesión y su impacto en la calidad de vida; y, para acabar, proponer una terapia adaptada, a base de tratamientos locales o incluso generales si las lesiones son demasiado importantes, demasiado molestas o van acompañadas de otras formas de psoriasis.

Buenas acciones diarias

Cuando se tiene psoriasis de las uñas es necesario seguir algunas reglas sencillas a diario:
  • llevar las uñas cortas
  • usar guantes para las tareas de la casa (jardinería, fregar los platos...)
  • aplicarse un esmalte adaptado a las uñas fragilizadas o, al contrario, enriquecido con agentes queratorreductores para contrarrestar el engrosamiento excesivo de las uñas
  • evitar los esmaltes semipermanentes y las uñas postizas, etc., que pueden fragilizar aún más las uñas.

Nuestras Rutinas de Cuidado

Mi rutina
Anticaspa P.S.O

Actúa sobre las placas de caspa seca con enrojecimiento y picor.

Probar esta rutina > Anticaspa P.S.O > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >