Cuidados que cambian la vida diaria

¿Dónde aparece la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad de la piel. Y la piel no es solo el órgano más visible del cuerpo, sino también el más extenso; de ahí que las placas de psoriasis pueden ubicarse en muy diversas zonas. Las lesiones pueden ser más o menos grandes, quedar más o menos a la vista de los demás y resultar más o menos molestas en todos los movimientos y rutinas de la vida cotidiana. En cualquier caso, sabemos que están ahí y que van a formar parte de nosotros durante una o varias semanas, hasta que el tratamiento haga efecto. La psoriasis puede desarrollarse en todo el cuerpo, con zonas más o menos afectadas en función de las personas y de los brotes.
 

¿Dónde aparece la psoriasis en placas?

La psoriasis de los codos, las rodillas, la espalda y las nalgas

Comencemos con el caso más común, la psoriasis en placas. En este tipo de psoriasis las lesiones se localizan principalmente en las zonas de fricción: la psoriasis de los codos y las rodillas es muy conocida y muy frecuente, así como la psoriasis de la parte inferior de la espalda y las nalgas y, por otro lado, también hay formas de psoriasis en placas que afectan al torso, las piernas... Las lesiones suelen ser simétricas, es decir, que aparecen a ambos lados del cuerpo. La psoriasis en placas es relativamente fácil de ocultar, sobre todo en invierno, cuando lo habitual es llevar manga larga y pantalones. En verano, ponerse pantalones cortos, falda, bañador o arremangarse es más fácil de lograr en la teoría que en la práctica. A menudo se suele percibir en los demás un aire de interrogante o incluso de sospecha.

La psoriasis del cuero cabelludo y de las orejas

La psoriasis afecta al cuerpo, en particular a la parte superior, esto es, el cuero cabelludo y la cara. La psoriasis del cuero cabelludo es muy común y especialmente difícil de vivir a nivel físico, psicológico y social, aunque la superficie afectada es en realidad relativamente pequeña y tiene la suerte de poder ocultarse con el cabello. Excepto que como rascarse la cabeza en público no está muy bien visto, tratamos de hacerlo discretamente, empezando por abajo, o nos retenemos... Aunque luego siempre acabamos tratando de aliviarnos rascándonos enérgicamente con las dos manos. Las escamas abarcan todo el cuero cabelludo sin provocar la caída del pelo ni limitar su crecimiento, aun cuando son muy gruesas. La idea de que los pacientes con psoriasis pierden el cabello es un prejuicio. También puede tratarse de una psoriasis de las orejas, la cual resulta muy molesta a diario, aunque la superficie afectada sea muy pequeña.

Otras zonas donde aparece la psoriasis

La psoriasis de la cara

La psoriasis de la cara puede estar presente en la parte superior (frente y párpados), la zona intermedia (aletas de la nariz), la parte inferior (barbilla) e incluso a los lados (mejillas). El enrojecimiento, el picor, las escamas y la sequedad cutánea causan una importante sensación de incomodidad, como si lleváramos una máscara, una cara dañada que no es nuestra, una piel fina y frágil sometida al medio ambiente y sus factores desencadenantes. Además del tratamiento recetado por el dermatólogo, la búsqueda de soluciones para aliviar y camuflar las lesiones suele ser intensa. 

La psoriasis de las manos, los pies y las uñas

La psoriasis también puede afectar a las manos (principalmente a nivel de las palmas) y/o los pies (principalmente a nivel de las plantas). Esta forma es menos común, pero es muy molesta. De hecho, la psoriasis palmoplantar suele presentarse en forma de placas muy secas, muy gruesas y con fisuras dolorosas. En estas condiciones resulta difícil andar o estrechar la mano de otra persona. La psoriasis palmoplantar no tiene nada que ver con la psoriasis ungueal que, como su nombre indica, afecta específicamente a las uñas de las manos y/o los pies. Es un tipo de psoriasis frecuente y suele ir asociada con una forma articular de la enfermedad. Por supuesto, sus lesiones pueden no parecerse a las placas de la psoriasis clásica. A menudo se produce un engrosamiento, una deformación, un desprendimiento o incluso una coloración de la uña, lo que supone una importante molestia a nivel estético y funcional.

La psoriasis genital

La psoriasis no perdona ninguna parte del cuerpo, ¡ni siquiera nuestra intimidad! La psoriasis genital ha sido durante mucho tiempo un tema tabú, incluso en la consulta del dermatólogo. Hoy día se trata cada vez más el tema para animar a las personas que la padecen a hablar de ello con los profesionales de la salud y su pareja. La psoriasis genital afecta tanto a los hombres como a las mujeres. Sus placas son muy rojas y no suelen presentar escamas debido a la humedad local.

Varias zonas afectadas al mismo tiempo

Las zonas afectadas por la psoriasis rara vez se encuentran aisladas, tienden más bien a combinarse entre sí. En general, es la psoriasis en placas la que suele sumarse a la psoriasis del cuero cabelludo, de la cara, de las uñas... Aunque también pueden producirse otras asociaciones sin involucrar a la psoriasis en placas, como la combinación de psoriasis del cuero cabelludo y de las uñas. Además, la psoriasis no es siempre la responsable de la aparición de nuevas lesiones: hay que evitar sacar conclusiones precipitadas con la excusa de que la psoriasis ya está presente en otros lugares y consultar a un dermatólogo a la menor duda.

En resumen, la psoriasis puede aparecer en cualquier parte del cuerpo.

Nuestras Rutinas de Cuidado

Mi rutina
Anticaspa P.S.O

Actúa sobre las placas de caspa seca con enrojecimiento y picor.

Probar esta rutina > Anticaspa P.S.O > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >