Cuidados que cambian la vida diaria

La relación entre psoriasis y alimentación

¿Y si fuera necesario cambiar de dieta para tratar la psoriasis? La relación entre alimentación y psoriasis es un tema recurrente en muchas webs, foros, revistas, libros... Entre las vías más exploradas se encuentran el enriquecimiento de la dieta con vitamina D, omega-3, la supresión del gluten y/o los productos lácteos, la adopción de la dieta mediterránea... Es difícil orientarse y discernir lo verdadero de lo falso cuando uno sufre de psoriasis y se está dispuesto a hacer cualquier cosa para deshacerse de sus placas antiestéticas o el dolor en caso de afectación articular.

Alimentación y psoriasis: cómo elegir la dieta correcta

¿Dispuesto a todo, incluso a seguir dietas “especiales para la psoriasis” más o menos excéntricas y en ocasiones con riesgo de provocar carencias? ¡El hecho de que descubramos en Internet que una dieta ha funcionado en la psoriasis de un completo desconocido no significa que nosotros tengamos que empezar a comer de manera distinta! La misma advertencia se aplica a la psoriasis de los niños y adolescentes: hay que respetar sus necesidades para no interrumpir su crecimiento y desarrollo.

En caso de psoriasis, ¿se deben evitar ciertos alimentos?

Y, ¿se deben favorecer determinados alimentos? El vínculo entre alimentación y psoriasis interesa a los científicos del mundo entero y ya ha sido objeto de varios estudios. Algunos de ellos muestran el interés del cambio de dieta (por ejemplo, la supresión del gluten) para mejorar la psoriasis pero sin que sea algo espectacular o definitivo. Por otro lado, llevar una dieta variada y equilibrada es esencial para mejorar la salud general, tengamos o no psoriasis.

Existe un vínculo claro entre el sobrepeso, la obesidad y la psoriasis pero se conoce muy poco: el exceso de peso es más común cuando se padece psoriasis aunque todavía no se sabe si se trata de una causa (las grasas favorecen el mantenimiento de la inflamación) o de una consecuencia (el malestar asociado con la psoriasis altera el equilibrio alimentario y provoca un consumo excesivo de alimentos con demasiada grasa, sal y azúcar). Cuando se tiene sobrepeso u obesidad, la pérdida de peso suele mejorar la psoriasis. En conclusión, es importante comer sano y evitar tener sobrepeso, especialmente cuando se sufre de psoriasis.