Los cuidados que cambian tu día a día

La dermatitis seborreica

La dermatitis seborreica, también conocida como seborrea, es una enfermedad común de la piel y el cuero cabelludo que se manifiesta en forma de placas rojas cubiertas de una caspa blanca o amarillenta en las zonas donde la piel y el cuero cabelludo son grasos. Se trata de una enfermedad benigna, sin gravedad, pero que puede resultar molesta, perceptible y afectar considerablemente a la calidad de vida de quienes la padecen.  

El propósito de este informe temático es responder a las preguntas que suelen surgir sobre la dermatitis seborreica, cómo reconocerla, cómo combatirla a diario y aprender a vivir mejor con ella. 

¿Qué es la dermatitis seborreica (= seborrea)?

¿En qué consiste la dermatitis seborreica? 
Se trata de una dermatosis inflamatoria crónica que puede afectar a la piel, al cuero cabelludo o a ambos.
Se manifiesta por la presencia de placas eritematosas mal delimitadas cubiertas de pequeñas escamas más o menos grasas y no adherentes. En el cuero cabelludo, se caracteriza por un picor intenso que puede ir acompañado de una sensación de ardor.
Las lesiones se forman en las zonas grasas de la piel, donde la secreción de sebo es mayor, como el cuero cabelludo, el surco entre la nariz y las mejillas, las cejas y el espacio entre ellas, o el torso.  

Las manifestaciones visibles de esta enfermedad son suficientes para el médico a la hora de establecer el diagnóstico. Sin embargo, algunas lesiones pueden parecerse a las de la psoriasis, por lo que en ocasiones resulta difícil hacer la distinción entre las dos enfermedades. 

Cuando el cuero cabelludo se ve afectado, las escamas pueden confundirse con una forma de caspa.

En el caso de los lactantes, esto se conoce como costra láctea y se produce en la mayoría de los casos antes de los tres meses de edad. En los lactantes, se recomienda utilizar productos específicos adaptados para tratar la costra láctea.

La dermatitis seborreica no es una enfermedad grave y, por lo tanto, no acarrea ninguna complicación. Sin embargo, puede resultar molesta desde el punto de vista estético. En algunos pacientes, la enfermedad puede afectar considerablemente a la calidad de vida debido al carácter perceptible y recidivante de la enfermedad. 

Se trata de una patología no contagiosa que evoluciona a través de brotes y que puede durar varios años. Es una enfermedad frecuente que afecta principalmente a adolescentes y adultos, con una incidencia de hasta el 3% en la población francesa. 

¿Cuáles son las causas de la dermatitis seborreica?

Hoy por hoy, todavía no se conocen a ciencia cierta las causas de la dermatitis seborreica. Sin embargo, se han identificado tres factores: el sebo, el cual, en exceso, genera la proliferación de una levadura, la cual a su vez provoca una inflamación.
 
El sebo está presente de forma natural en la superficie de la piel en las llamadas “zonas grasas”. En las personas con dermatitis seborreica se produce sebo en exceso, lo que causa la proliferación anormal de una levadura, presente de forma natural en la superficie de la piel, denominada Malassezia. Al desencadenar una reacción inflamatoria específica, esta levadura hace que aparezcan placas rojas en la piel, lo que produce un enrojecimiento y una renovación acelerada de las células del cuero cabelludo y de la piel, generando pequeñas escamas blancas o amarillentas en la superficie. 
 
La dermatitis seborreica puede desencadenarse por muchos factores:
  • Las condiciones meteorológicas: la humedad y el frío, la temporada de invierno, la transpiración... 
  • El consumo de alcohol y tabaco
  • Episodios de estrés y cansancio
  •  …

¿Cómo tratar la dermatitis seborreica?

En la actualidad, no existe ninguna terapia que pueda curar definitivamente la dermatitis seborreica. Con todo, se puede actuar de manera eficaz contra los síntomas y espaciar al máximo las recidivas. 

Para tratar la dermatitis seborreica, se recomienda utilizar tratamientos locales en forma de medicamento o aplicar productos dermocosméticos.
En algunos casos severos, el médico puede recurrir a tratamientos por vía oral, pero se trata de algo excepcional.

El tratamiento es eficaz pero sintomático. Por tanto, los síntomas pueden reaparecer si se produce un nuevo brote o se interrumpe el tratamiento antes de tiempo. El tratamiento se basa en la reducción de la seborrea y la colonización de la levadura del género Malassezia, y por ende, la inflamación, desde los primeros signos. 
 
El tratamiento propuesto puede variar en función de las zonas afectadas y la evolución de la enfermedad. 

¿Cómo vivir con la dermatitis seborreica a diario?

En la práctica, la aplicación de unas cuantas reglas básicas para la vida diaria puede ayudar a combatir la dermatitis seborreica y evitar o retrasar la aparición de un nuevo brote limitando al máximo los factores coadyuvantes: 
  • Mantener una buena higiene de la piel y el cuero cabelludo utilizando productos dermocosméticos específicos para esta patología, adaptados y suaves
  • Secar la piel efectuando toquecitos sin frotar tras asearse y evitar rascarse las lesiones en la medida de lo posible, para no aumentar la irritación y no reactivar el círculo inflamatorio
  • Prestar especial atención a la piel en caso de cansancio y exceso de trabajo
  • Seguir una dieta sana y equilibrada
  • Reducir el consumo de alcohol y tabaco al máximo
  • Disfrutar de los beneficios del sol con la protección adecuada
 
El tratamiento sintomático de la dermatitis seborreica es muy eficaz.  Ante cualquier duda o dificultad a la hora de seguir el tratamiento, no hay que dudar en consultar con su dermatólogo, médico de cabecera o farmacéutico para encontrar juntos las soluciones adaptadas.

Diagnóstico: ¿tiene placas, rojeces y picores?

¿Tiene síntomas como:
  • placas
  • rojeces
  • picor
en el cuero cabelludo y/o en la cara y el cuerpo? ¿Le gustaría saber qué le pasa? 

Podría ser psoriasis, dermatitis seborreica o eczema.

Haga su diagnóstico en unos cuantos clics y descubra nuestros consejos y recomendaciones en cuanto a las rutinas de cuidado adaptadas. 

Nuestras rutinas de cuidado

Mi rutina
Anticaspa DS

Acción en la caspa grasa acompañada de picor

Ver esta rutina Anticaspa DS > Ver mi rutina >

Mi rutina
Anti-rojeces y escamas DS cara y cuerpo

Acción calmante en la piel irritada y escamosa

Ver esta rutina Anti-rojeces y escamas DS cara y cuerpo > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >