Cuidados que cambian la vida diaria

La dermatitis seborreica: el impacto medioambiental, la contaminación, el sol…

La aparición y el desencadenamiento de un brote de dermatitis seborreica puede verse influenciado por numerosos factores, como el estrés, el cansancio, los cambios meteorológicos, el consumo de alcohol y tabaco, así como la contaminación atmosférica.

El impacto de los factores medioambientales en la dermatitis seborreica

La piel, verdadero escudo de nuestro organismo, es el primer órgano sensible a los cambios medioambientales. El aire seco, la humedad, el frío o el calor son todos factores que obligan a nuestra piel a adaptarse de muchas maneras, y entre ellas figura la secreción de sebo. La secreción de sebo puede aumentar o disminuir, y cualquier aumento puede generar un nuevo brote de dermatitis seborreica. 

 La contaminación

Cuando la piel se expone a un ambiente contaminado, la calidad y la cantidad de sebo secretado puede alterarse y aumentarse, dando lugar a una hiperseborrea. Esto crea un entorno propicio para la proliferación de levaduras del género Malassezia, uno de los responsables de los brotes de dermatitis seborreica.

 El sol

En cambio, el sol parece tener efectos beneficiosos en las pieles que padecen esta enfermedad. De hecho, según un estudio sueco, los signos de la dermatitis seborreica tras la exposición al sol mejoran en un 54% de los pacientes(1). Con todo, conviene tener cuidado: aunque las lesiones mejoren con el sol, es esencial aplicarse un protector solar antes de exponerse y renovar su aplicación cada dos horas. 

Algunos consejos para seguir a diario

Muchos factores externos pueden contribuir a desencadenar las fases de brote de la dermatitis seborreica. 
 
Por eso, puede ser útil seguir algunos consejos para luchar a diario contra la dermatitis seborreica, en concreto:
 
  • Evitar rascar las escamas en la superficie
  • Limpiar bien la piel, por la mañana y por la noche, utilizando unos dermocosméticos adaptados, con limpiadores suaves sin jabón que eliminen las impurezas en la superficie de la piel respetando la piel fragilizada
  • Secar bien toda la piel y no acostarse con el cabello todavía mojado para evitar crear un entorno húmedo que favorezca la proliferación de levaduras, posibles desencadenantes de los síntomas 
  • En lo que respecta a la ropa de cama, conviene optar por materiales naturales como el algodón o el lino. Concretamente, el uso de almohadas fabricadas con materiales sintéticos favorece la presencia de microorganismos.
 
Y nunca dudes en pedir consejo a tu farmacéutico, quien te puede orientar hacia una rutina adaptada a tu tipo de piel. 
 
Berg M. Epidemiological studies of the influence of sunlight on the skin. Photodermatology. (1989), 6, págs. 80-84. 

Nuestras Rutinas de Cuidado

Mi rutina
Anti-rojeces y escamas ds cara y cuerpo

Acción calmante sobre la piel irritada con picor

Probar esta rutina > Anti-rojeces y escamas ds cara y cuerpo > Ver mi rutina >

Mi rutina
Anti-caspa Dermatitis Seborreica

Descubre la rutina para actuar en contra de las escamas de la caspa grasa con enrojecimiento y comezón. 

Probar esta rutina > Anti-caspa Dermatitis Seborreica > Ver mi rutina >

Mi rutina
Contra la costra láctea

Descubre la rutina adecuada para combatir la costra láctea de los bebés.

Probar esta rutina > Contra la costra láctea > Ver mi rutina >
Ver todas las rutinas de cuidado >